martes, 22 de marzo de 2016

Mi opinión sobre el 8W


Hace ya más de tres meses que me encuentro realizando el programa 8W. ¿Qué es? Es un sistema de entrenamiento de alto rendimiento que busca quemar grasa corporal para ponerte en forma. --Aunque más allá de ése objetivo físico tiene muchos otros beneficios como fomentar tu fuerza de voluntad, tu constancia, tu fuerza física y mental, tu autoestima y tus capacidades deportivas--.

Después de esta experiencia realizando ocho semanas de entrenamiento y dos semanas del segundo round al que me inscribí, tengo mucho que decir. Considero que el futuro del deporte se encuentra en este tipo de programas. Por años fui al gimnasio, trabajé duro, hice todo lo habido y por haber y nunca vi los resultados que 8W me ha dado de manera inmediata. A la primer semana todo comenzó a ponerse en su lugar; a las tres semanas ya estaba tomándome selfies en bikini (¿quién no disfruta esa sensación?) y me sentía orgullosa de estar haciendo algo importante por mí. --Nunca había sentido mis piernas, cintura y brazos tan duros--. ¡Qué felicidad!

En mis compañeras de entrenamiento vi resultados muy buenos. Siempre percibí  a todos felices: bien dicen que el ejercicio genera cosas positivas y esa vibra se siente. Hice buenas amistades. Quiero mucho a mis entrenadores que se involucran en mi proceso y me motivan todos los días.

Desglosaré por puntos mis observaciones sobre este programa e incluiré consejos que creo son importantes para los nuevos.

Esta es una gran oportunidad, aprovéchela.

1- Punto uno y el más importante: sin dieta no hay resultados. La alimentación lo es todo. Hay que seguir el programa de nutrición que proporcionan en 8W. Ocho semanas de sacrificio por resultados de por vida. De verdad, ¡piénsalo!

2- Genera un ambiente de apoyo y compañerismo. Las cosas siempre fluyen mejor si eres sonriente, amistoso y buena onda. No seas una ostra aislada. Nadie necesita al Grinch en su salón.

3- Jamás te canses de los regaños o de la presión que ejercen los entrenadores en ti. Todos esos gritos valdrán la pena. Agradece y obedece.

4- No te permitas parar o echar la hueva. Es importante que te obligues a rendir todo el entrenamiento.

5- He conocido personas que llevan cinco 8Ws y que no se les nota nada. ¿Por qué? Porque no siguen la dieta.

6- Hay banda que paga el costo total del programa $5500 pesos. Compran la proteína, compran los guantes; van una vez y no vuelven. Eso me parece una jalada. Mejor donen ése dinero a la caridad. --8W es una buena inversión simpre y cuando asistas a todos tus entrenamientos--.

7- No dejes de tomarte la proteína por miedo a engordar. Eso es un mito y una tontería. Necesitas la proteína. En el 8W pasado tuve una compañera flaquísima muy marcada que no tomó la proteína y no bajo un gramo de grasa porque se quemó el músculo. La proteína lo que hace es proteger tus músculos para que quemes solo grasa. Tómatela.

8- No te claves con los kilos de peso que pierdes. Eso no importa. Lo más importante es bajar el porcentaje de grasa corporal.

9- Alégrate por el kicker del día, cuando a ti te toque serlo te sentirás muy feliz si todos te felicitan.

10- Apláudete a ti mismo esta entrega, este sacrificio, esta dedicación y al finalizar tu práctica reconoce en ti mismo a un atleta con mucho potencial. Tu eres tu mejor motivación.

11- No creas que por hacer tanto ejercicio diario te pondrás buenísima, sin la dieta no llegarás a tu meta, te lo garantizo. Mucho menos si tomas alcohol durante este periodo.

12- Creo que este programa es para todo el mundo. He visto señoras de más de 60 años, personas con sobrepeso que rebasa el límite de lo sano y personas con lesiones físicas: todo el mundo lo ha logrado. La cuestión está en si realmente tu crees que eres capaz o no.

13- Durante tu entrenamiento jamás te detengas. El diseño de este programa tiene tiempos muy específicos para elevar el ritmo cardiaco y comenzar a perder grasa. Si paras por desidia o te consientes perderás mucho más de lo que crees. Oblígate a hacer los ejercicios sin parar ni un segundo.

14- La música que ponen en 8W podría gustarte o podría ser lo peor que te ha pasado. Cambia todos los días: hay un día de puro rock, otro día de pop, otro de reggaeton, otro de hip hop y otro de electrónica. No esperes escuchar playlists muy sofisticados o con un sentido musical elevado.

15- Si eres un yogui que está acostumbrado a prácticas más tranquilas y sin tanto ruido piensa si realmente quieres entrar al 8W. Aquí los entrenadores gritan, no quitan el dedo del renglón, son intolerantes con la impuntualidad (tienes solo cinco minutos de retraso para poder entrar a la clase), bromean, presionan y te observan para que logres sacar tu máximo potencial. --Incluso podrían castigarte por no asistir un día o por no realizar los ejercicios como deberías--. Son todo, menos sutiles. 
Si eres intolerante a la crítica constructiva podría molestarte.

16- Es muy importante que te tomes unas fotos comenzando el programa y otras fotos terminando. No para compartirlas con nadie, sino para ti mismo. Así podrás ver los resultados y no ponerlos en duda por ningún motivo. Bajes o no bajes de peso verás como todo se pone en su lugar.

17- A 8W no te puedes inscribir cuando quieras. Los programas comienzan cada ocho semanas. Mantente pendiente de los días de arranque si te quieres inscribir. Y checa qué 8W te queda más cerca de tu casa. Hay muchas sucursales. 

18- En 8W como parte del programa te agregan a un chat de Whatsapp en el que todas las personas que comparten entrenamiento contigo están dentro. Ahí los entrenadores comparten fotografías del kicker del día, temas de interés, avisos sobre las clases, etc.  El chiste de este chat es motivarse y crean un ambiente ameno. Participa. Así todo funciona mejor.

19- Encuéntrale el gusto a golpear al muñequito que tienes enfrente. Verás que rico es darle con todo y sacar lo que sea que traigas.

20- Por último, no creas que por hacer un 8W tu cuerpo se mantendrá como quede para siempre. Tienes que continuar haciendo ejercicio y cuidando tu alimentación. Ya lo sabes. 

10 de 10: razones por las que jamás debes endeudarte con una tarjeta


Es muy fácil aceptar una tarjeta y firmar cosas, el problema comienza cuando no puedes pagarla. Evíta complicaciones y salda tu deuda.

1- Deber forzosamente causa angustia
No puedes dormir en paz y de la misma forma que descansarías si no debieras nada. Tener este pendiente te quita el sueño, sobre todo cuando sabes que las cifras van en aumento de no hacer algo al respecto. No permitas que un asunto monetario robe tu paz espiritual.

2- En lo que liquidas la deuda vas a desperdiciar mucho dinero
Si vas pagando poco a poquito, los intereses generados harán que nunca ingreses realmente lo que debes, si no que solo saldes los intereses que se van acumulando. Por eso es mejor solo firmar lo que puedes pagar. No te aloques.

3- Si terminas en el buró de crédito es un lío
Ya hay una base de datos que captura a todos los deudores del país. No quieres estar en ella y que te nieguen cualquier crédito en los próximos seis años por una tarjeta de crédito. Puede afectar tu reputación y tu futuro bancario.

4- Realmente no necesitas tantas cosas: no firmes lo que no puedes pagar
Calma ésa sed de comprador compulsivo. Deja de firmar tonterías y enfócate en pagar lo que debes. Haz una retrospectiva de la cantidad de tonterías que adquieres por mes que no requieres y párale a tu tren. Solo así saldrás de este hoyo fonky.

5- Los intereses son altísimos
Aún cuando te venden una tarjeta de crédito como la de más bajos intereses en el mercado no debes confiarte. Hasta los más bajos son intensos y no perdonan a nadie. Ten presente tu fecha de corte y tu fecha de pago. No les regales dinero a lo güey.

6- Te van a estar llamando al celular sin parar
Los fines de semana, cuando estés crudo y dormido, derepente sonará tu celular y serán los cobradores que comienzan a trabajar desde las ocho de la mañana. No te van a dejar en paz hasta que pagues. Son una pesadilla viviente, no habrá manera de escapar de ellos. ¡Tienen tu número, no lo olvides!

7- No podrás tramitar algunas visas
Cuando quieras sacar la visa de algún país exótico te requerirán los estados de cuenta de los últimos tres meses de una tarjeta de crédito y de otra de débito. Si debes no podrás imprimir este historial y no te otorgarán la visa. ¡Qué flojera que un gran viaje se vea truncado por una deuda!

8- Habrás quemado tu única bala de salva para cuando tengas una emergencia
Las tarjetas de crédito son en realidad una herramienta para salir de apuros cuando el dinero está en camino. No sé en qué momento este concepto se transformó en “gasta como un loco y endéudate. Guarda tu tarjeta para cuando tengas una emergencia. Guarda tu crédito para algo importante. Paga con cash tus gustitos.

9- Tu presupuesto mensual se verá reducido de manera considerable
Si tienes que pagar tu tarjeta mes con mes y la deuda es grande, una parte de tu presupuesto mensual se verá destinado a este pendiente. Ya no podrás derrochar dinero en las cosas que antes podías; mucho menos podrás hacer un viajecito improvisado de vez en cuando. Piensa en la cantidad de cosas que cambiarán por este adeudo.


10- El día que quieras comprar una casa tu historial crediticio será mal visto
A lo mejor y ahorita que estás joven no piensas a futuro y te vale gorro si te niegan un préstamo porque no lo necesitas. Pero imagina por un segundo que el día de mañana que quieras comprar una casa no podrás porque tu historial estará manchado por irresponsabilidades sin sentido. Mejor paga lo que puedas y esconde esa tarjeta en el fondo del cajón.  

10 de 10: tonterías que están limitando tu máximo potencial


¿Cuántas cosas limitan nuestro éxito todos los días? Solo es cuestión de poner atención para aprovechar nuestra inteligencia y capacidad a niveles superiores

1- La desidia
El mayor problema radica en posponer, alentar y no tomar cartas en el asunto de manera inmediata. Las cosas no se deben de pensar tanto. Hazlas. Demuéstrate a ti mismo que eres capaz.

2- El alcohol
Tanta fiesta y tanto chupe te tiene sedado. No estás aprovechando el tiempo como deberías. Los momentos efectivos y buenos se están esfumando gracias a tus crudas y a tu interés en seguir pegado al alboroto. Disciplínate este 2016. Cosas muy buenas podrían salir de ahí.

3- Las inseguridades
Sigues fijándote en si eres perfecto o no. No has entendido que el cuerpo no debería tener la importancia que le damos. Solo es un medio de transporte. Tu verdadero yo habita en tu mente y tu alma. Así que deja de sentirte incompleto y trabaja tu espiritualidad. Esa sí es importante.

4- Una pareja tóxica
Estás de la mano con la persona incorrecta. Este compañero no está estimulando lo mejor de ti. Analiza si vale realmente la pena y enfoca tu energía en algo mejor. Una pareja de este tipo es un vampiro energético. Truncará siempre tu máximo potencial.

5- La televisión
Estas pegado viendo contenidos llenos de violencia, miedos, situaciones no reales y tus sueños y deseos se están vinculando a estas ideas que no son tuyas. Ten cuidado con cuánto tiempo le inviertes a este aparato. Te aseguro que no te dará nada de vuelta.

6- Te despiertas muy tarde
Quieres que el día te rinda pero no hay manera. Si comienzas a las 11 o 12 de la mañana para mitad de tarde ya no te dio tiempo de hacer nada. Comienza tu día más temprano. Oblígate a ser una mejor persona. Date el lapso que necesitas por la mañana para hacer ejercicio y organizar tu vida. Comienza con el pie derecho.

7- Todo lo que sale de tu boca es negativo
No puedes tener un camino lleno de rosas si lo que sale de tu boca son puros murciélagos. Ten cuidado con lo que dices, con lo que criticas y con lo que juzgas. La vida no es fácil y tu lo sabes. Así que sé bueno, compasivo y no tires mala onda. Recuerda que todo lo que avientas al aire viene de vuelta.

8- La envidia forma parte de tu vida
No te da gusto que a las demás personas les vaya bien. No celebras los méritos ajenos y mucho menos tienes la humildad de felicitar a quien logra algo magnífico. La envidia es como un virus y poco a poco te irá comiendo vivo. Ten mucho cuidado. No hay nada peor que ser una persona envidiosa.

9- Tus amistades no te motivan
Te juntas con personas que no buscan que seas cada día alguien mejor. Los amigos deben ser compañeros que promuevan tu máximo potencial; deben ser seres que te apoyen y que saquen lo mejor de ti. Si no está sucediendo eso, aléjate un tiempo y busca gente que te lleve por el camino del éxito y la felicidad.


10- Le das demasiada importancia al dinero
El dinero es energía que si retienes no fluye. Así que libérate de los miedos económicos. Suelta el dinero de una vez por todas. No tengas miedo nunca más de no tener nada. Mientras creas en ti todo será posible. Enfócate. Lo monetario no lo es todo.

Grupo Proceso Pentágono en el MUAC

Comencemos anunciando que esta exposición pertenece a un grupo revolucionario, crítico y de izquierda que siempre ha dado de qué hablar por sus fuertes observaciones acerca del gobierno mexicano. --Palomita, eso nos gusta--.

Su subversiva forma de ver las cosas se desenvolvió en los años setenta y principios de los ochenta, un momento en el que quien hablara era callado. Así que se necesitaban agallas para abrir la boca y gritar ideologías no priistas.

Grupo Proceso Pentágono, es el colectivo del cual se ha hecho ésta retrospectiva. Las profundas investigaciones y los experimentos sin límites siempre caracterizaron a esta bola de no objetualistas que critican profundamente el sistema artístico de nuestro país: el gobierno es malo, pero es aún peor la burocracia que domina el mundo del arte contemporáneo en México.

Me gusta que jamás fueron artistas de la mano de una brocha o de una técnica. Utilizan materiales ajenos al medio pictórico tradicional. Improvisan. Se dejan llevar. No están ligados a nada y como un buen artista subversivo no les duele abandonar su obra. Saben que no les pertenece. Todo es de todos y para todos.

Durante tu recorrido verás instalaciones, obra gráfica, ambientaciones que reproducen obras de hace algunos años, trabajo individual y colectivo. Todas las piezas con un sabor no conformista y con tonos fuertes de denuncia.

¿Quién es este grupo? Hablemos un poco de su historia: Grupo Proceso Pentágono fue un colectivo de artistas mexicanos, activo en la Ciudad de México entre 1976 y 1985—con intervenciones esporádicas hasta 1997. Fue pionero del “movimiento de Los Grupos”—fenómeno surgido a finales de los años setenta que se caracterizó por una efervescencia de colectivos artísticos con énfasis en la experimentación y la crítica social. Inicialmente formaron parte del Grupo: Felipe Ehrenberg, Carlos Fink, José Antonio Hernández Amezcua y Víctor Muñoz a raíz de la invitación a participar en la X Bienal de Jóvenes de París de 1977. Posteriormente se unieron al colectivo Carlos Aguirre, Miguel Ehrenberg, Lourdes Grobet y Rowena Morales. La lista de colaboradores nacionales e internacionales es amplia y hace patente la creación de una gran red de artistas experimentales que tuvieron contacto durante esta década marcada por fuertes procesos de represión y dictaduras.

Esta muestra es lo más nuevo del museo de arte contemporáneo que más nos gusta. Vayan a verla y comiencen el año nutriéndose de arte. Involucren a sus hijos en esta dimensión que a largo plazo sí reditúa.


Hasta el 21 de febrero de 2016.





10 de 10: sí, es un hecho, tu suegra es una pesadilla


Cuando te casas jamás te imaginas el paquetito que te estás echando al brazo al aceptar a la familia de tu pareja. Suerte para aquellos que les toca una familia respetuosa y buena onda. Otros sufren estos 10 puntos para siempre.

1- Opina sobre tu apariencia: se mete contigo
Critica tu forma de vestir, de actuar, de observar las cosas, e incluso es capaz de meterte en problemas con tu pareja por sus comentarios cizañosos. Tu familia también forma parte de su repertorio de críticas. Siempre tiene algo que decir. No es capaz de quedarse callada. 

2- Se te quiere pegar a todos tus planes de pareja
No entiende que tu privacidad y los planes con tu marido son punto y aparte. Quiere que la lleven a todos lados; que si a ti te compran un regalo a ella también le compren otro, y así. Se comporta como una niña chiquita. Tienes que cargar con ella para todos lados. Pobre de ti.

3- Crea cizañas entre la familia
Le gusta contar lo que le cuentas y viceversa. No se puede confiar en ella. Cualquier secreto que le expongas será revelado. Así que ten cuidado porque por querer quedar bien con todos te puede meter en muchos problemas.

4- Es una mujer fachosa: su apariencia no es agradable
Nadie quiere una suegra que siempre está en pijama con los pelos parados. Una mujer así refleja depresión, descuido y poco interés. Qué feo que te haya tocado una persona que siempre transmite mala vibra por su flojera y facha. Nada como una suegra limpia y bien presentada.

5- Cree que sus ideas son ley
Sufre el síndrome de “todóloga”, lo que diga es la verdad absoluta. Ella lo sabe todo, ella lo ha visto todo; tú no tienes nada que aportarle. Lo que ella no sabe es que no hay nada que avejente más que ésa actitud senil. Los ancianos del futuro; los realmente visionarios están abiertos a aprender de las nuevas generaciones.

6- Es dura, no es una mujer fácil y cariñosa
Aunque tú tratas de ser muy linda, afectuosa y platicadora es imposible. Hay una gran barrera construida que no permite que nadie pase. Mejor no te esfuerces tanto. Acepta que es fría, acepta que tu responsabilidad no es agradarle ni quitarle lo sangrona. Solita la vida le irá enseñando.

7- Jamás te ha tenido una atención
Aunque tu tengas millones de detalles con ella, ella jamás los tendrá contigo. Tal vez es coda, tal vez es poco detallista, o tal vez simplemente es una mujer que no le interesa ni dar ni recibir. Todo lo que hagas bueno piensa que lo haces por el amor a tu pareja y no por ella. Deja de esperar.

8- Está obsesionada con su hijo
Híjole, yo creo que no hay nada peor que esto porque no importa que hagas o digas, jamás serás suficiente mujer para su niñito. Está poseída por su crío. Lo sigue viendo como si fuera un bebé de 10 años. Incluso cuando lo ve usa palabras como: “pobrecito”, “mi chiquito”, “cómo sufre”.

9- Quiere ser la protagonista siempre
Ella es el centro de atención: su voz es fuerte, estruendosa; ella tiene las mejores anécdotas. Las mejores observaciones. Es imposible ganarle. Vive en una competencia imaginaria muy insana. Ríndete, qué flojera.


10-Juzga todo a través de su mente cerrada
Si te toco una suegra de esas que todo le espanta dale la vuelta. No detengas tus gustos por sus mocheses. No necesitas eso en tu vida libre y abierta. Sé tú, enfrenta desde el día uno e impón lo que tu crees y lo que será tu hogar, con o sin ella.

Objeto de deseo: Print All Over Me

Encontré un sitio en Internet muy interesante que te dará una nueva perspectiva de lo que puedes hacer con tu creatividad. Esta página es una comunidad de personas inteligentes con muy buena visión para diseñar y realizar cosas originales.

Tus ideas se convierten en objetos, literal, y las personas pueden adquirirlas alrededor del mundo con un solo click.

Cada tres meses se liberan una serie de diseños, los mejores. Puedes subir tus ideas y la página se encarga de convertirlas en zapatos, playeras, sudaderas, mascadas, mochilas, etc. Y cada vez que alguien compra uno de tus diseños recibes al menos el 20% de la venta.
Tu diseñas solamente, ellos se encargan de todo lo demás.

Cada pieza en PAOM está hecha a medida. Imprimen el tejido primero y luego cortan y cosen. Así que todo es muy personalizado. Consideran que mediante la adopción de la moda en la vida de las personas comunes y corrientes como tu y yo, poco a poco, podrán ofrecer productos cada vez de más alta calida. Segundo, les importa producir de una manera ecológica y ofrecer a sus empleados un salario digno y beneficios para su salud. Así que todo lo que promueven es congruente con lo que hacen. Eso me gusta.


Entra a https://paom.com y ve la cantidad de cosas padrísimas que puedes comprar o desarrollar. Los precios no son excesivos. Me parecen justos.







Lecciones del 68, ¿por qué no se olvida el 2 de octubre?

Homenaje al conocimiento, a la libertad de expresión y a los estudiantes como los principales actores del avance y futuro de México. Esta muestra recorre algunos de los paralelismos y las oposiciones de los eventos de ese año hasta el día de hoy, con el propósito de subrayar el papel de la sociedad civil que se pronuncia y propicia el cambio.

Con una dinámica visual ágil, que involucra la interacción de  los visitantes, la exposición narra los sucesos de 1968 desde las vertientes pacíficas y violentas tanto al interior del movimiento estudiantil como dentro del propio gobierno con el propósito de dar luz sobre un suceso envuelto en la duda, la verdad oficial y la ambigüedad por más de 45 años.

Las diez salas, compuestas de materiales gráficos, audiovisuales e instalaciones, exhibe diferentes acervos inéditos, resultado de la colaboración de Fundación Ford, El Colegio de México, Instituto Mora, TV UNAM, Proceso, Editorial Clío, Excélsior, El Universal, Radio UNAM, Claro Video, el Archivo General de la Nación, la Escuela Bancaria Comercial, el Archivo Histórico de la UNAM, el Comité Olímpico Nacional, el International Olympic Committee, Colectivo FotoReporterosMX, Francois Pesant, Periódico Madera, Filmoteca UNAM, Bibliotecas Daniel Cosío Villegas y Lyndon Baines Johnson.

Explicando los cambios de consciencia nacional después del ’68, la exhibición dedica un apartado a las transformaciones que siguieron al movimiento estudiantil con la emergencia de la guerrilla y el surgimiento de las organizaciones civiles e instituciones dirigidas a la atención y defensa de los Derechos Humanos.

La exposición está curada por Sergio Aguayo, con la colaboración de Elena Poniatowska, Alberto del Castillo, Luis González de Alba, Louise Noelle y los investigadores Kate Doyle, Jacinto Rodríguez Munguía, Adán García y Anuar Ortega.

Con esta muestra, el Museo Memoria y Tolerancia, despliega un ambicioso y original relato que pretende ofrecer nuevas visiones, recursos y datos que permitan comprender, desde otra óptica este crucial suceso, parteaguas en la historia del siglo XX en México.

Hasta finales de enero.








10 de 10: cosas que hacen los novios controladores


Podrías estar en una relación que según tú es muy sana, pero el control, los celos y las inseguridades no deben ser parte del juego. Analiza a fondo si realmente estás con la persona correcta. Tu libertad y desarrollo personal no deben verse truncados por ningún motivo.

1- Les causan conflicto tus relaciones amistosas con el sexo opuesto
Cualquier amigo que tengas representa una amenaza. No cree en que puedes tener verdaderos amigos sin que suceda nada sexual. Siempre vincula el cariño que te tienen con deseos pasionales. El león cree que todos son de su condición…

2- Tus logros personales no son un motivo de dicha para ellos
Dentro de más cosas logras, más inseguro lo haces sentir. Tu independencia y desarrollo sin obstáculos lo hace sentir amenazado. Es por eso que no se alegra ni celebra ninguno de tus triunfos. Lo que le gusta es tenerte sumisa y codependiente.

3- ¿Un viaje sola o con alguien más? Ni pensarlo
Tenerte lejos es algo que no sabe hacer. No permite que disfrutes de la mano de alguien más. Además todo lo que puede pasar durante el viaje le aterra: que conozcas a alguien, que te des cuenta de lo feliz que eres lejos de él o que te den ganas de seguir un nuevo camino.

4- Necesitan de ti para cualquier cosa que hagan
Puede ser desde una comida familiar, hasta la cosa más tonta como ir a comprar unos tenis. Quieren que siempre estés cerca. Dependen de ti aunque no quieran aceptarlo. Controlan tus tiempos y anteponen sus prioridades a las tuyas. Siempre ellos primero.

5- Opinan demasiado sobre tu forma de vestir y arreglarte
Que si la falda está demasiado corta, que si la blusa está demasiado escotada, que si la boca se te ve demasiado provocativa con ése lápiz labial. Critican la forma en la que te arreglas o las fotos que te tomas para las redes sociales. Viven en una relación como de hace 100 años.

6- Lo que ellos consideran incorrecto debe ser también tu forma de pensar
Si ellos ven mal que las mujeres tomen tu también debes pensar así. Si no están a favor de cierto partido político, ciertas preferencias sexuales o de la simple evolución del mundo quieren que los apoyes en esa mentalidad retrógrada. Lo que ellos dicen en ley.

7- Llaman demasiadas veces al día para checar qué estás haciendo
Una llamada al día no es suficiente. Marcan muchísimas veces para ver dónde estás, qué andas haciendo y quién te acompaña. En los casos más severos hasta fotografías requieren del lugar en el que estás para creerte. ¡Qué destructivo!

8- Tienes que recurrir a mentiras frecuentemente para mantenerlo “contento”
Te estás convirtiendo en el tipo de persona que llama a sus amigas para decirles qué sí deben de decir y qué no. Ocultas tus fotos etiquetas del Facebook, vives aterrada de que alguien diga algo fuera del lugar. Tienes que vivir atenta a los comentarios para que nada lo altere o lo haga sentir inseguro.

9- Mal interpreta mucha de la información que le das
Estás contando una historia bonita, agradable, sobre cualquier tipo de tema y surgen detalles que lo alteran y que hace que te cuestione. De lo más simple se desarrolla un pleito gigante. Todo es culpa de su inseguridad y su falta de confianza.


10- Vigila muchas cosas de tu vida que son decisiones personales
La relación que tienes con tu familia; qué amigos te convienen y cuáles no; en qué inviertes tu dinero; cómo te cortas el pelo y todo este tipo de cosas personales son parte de las cosas en las que se involucra sin permiso y sintiendo que tiene todo el derecho.

Objeto de deseo: llaveros Poppy Lissiman

Poppy Lissiman es una diseñadora nacida en Australia que hace unas bolsas y unos llaveros hermosos. No me extraña que su origen sea de por allá porque últimamente lo más padre en moda lo estoy encontrando en páginas australianas. Los aussies vienen con tocho.

Poppy comenzó su marca hace poco, en 2008, y abrió su primera tienda independiente en 2011. Aunque después de un rato decidió que el futuro era Internet y apostó por una tienda online. --Ahora solo se pueden comprar sus piezas en línea--.

Todas las creaciones que verás en ésta página son hechas a mano y de alta calidad; llamativas y siempre en pequeñas producciones para que no se pierda la sensación de comprar algo exclusivo. Además de estos llaveros maravillosos tienen bolsas hechas con piel sintética para no apoyar el uso de pieles animales.

También tienen una línea de joyería y lentes. Aunque los lentes la verdad no están muy llamativos que digamos.

Sus Influencias y cosas favoritas son los ojos, los brillos, los corazones, las bocas y toda ésta onda muy vinculada al pop art. Para los pocos años que lleva diseñando ya logró que una de sus líneas saliera en colaboración con Hattie Stewart, una de las diseñadoras más importantes del mundo de la moda contemporánea.

Échenle un ojo a la página completa, a ver qué se compran.


Costo promedio por llavero 350 pesos.





Toledo: Duelo, ¿recordando a los 43?

Me atrevo a decir con seguridad que Toledo es uno de los artistas mexicanos más significativos de todos los tiempos. ¿Por qué su importancia? Además de ser un magnífico artista plástico que logra capturar la esencia mexicana y lo autóctono de las estructuras básicas, es un activista social, ambientalista, radical, promotor de la equidad, filántropo y un intenso guerrero que hace todo lo posible por conservar el patrimonio cultural de nuestro país en nuestras manos. Mientras Toledo exista el gobierno siempre tendrá a un artista que levante la voz y no los deje salirse con la suya. Es una autoridad; es un ícono de la cultura mexicana; es Toledo, el oaxaqueño que desde 1940 nació para cambiar el curso del arte en nuestro país.

La obra de este artista en su mayoría es gráfica; siempre enfocada a la pintura y a los grabados. Digamos que su acervo es 90% realizado en papel. Pero desde hace algunos años ha enfocado su inspiración en piezas de cerámica de alta temperatura, --sus ideas han cobrado vida y profunda dimensión, digamos que hasta hiperrealismo--.
El centenar de piezas que presenta en el MAM son de factura reciente; el autor las ha trabajado durante 2015 en el Taller Canela del maestro ceramista Claudio Jerónimo López en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa).

Estas obras reúnen las cualidades de color, textura, materiales e imágenes que identifican el trabajo de Toledo y lo elevan a nivel de excelencia. Desde el punto de vista estético, hoy su aportación más expresiva a la cerámica es la paleta de rojos subidos, contrastados con tonos grafitos y ocres, que confieren al conjunto un acento dramático.

Para Francisco Toledo, la expresión artística sirve también para contribuir a la justicia. En fechas relativamente recientes, ha incorporado de modo explícito a su obra temas de actualidad política: la conciencia ecológica; por ejemplo, en la serie de esculturas relativa a la lucha contra el maíz transgénico.

Creador de su tiempo, en esta nueva serie se inspira en los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y en la violencia que padece nuestro mundo contemporáneo, el cual parece reaccionar de manera muy indiferente. Todo se olvida pronto y rápido. Toledo no olvida y crea un homenaje a quienes lo merecen.

Muy interesante, definitivamente imperdible.


Hasta el 28 de febrero 2016
Museo de arte moderno.



10 de 10: ¿Realmente eres bueno escribiendo?


Típico comunicólogo que se siente escritor; lo lees y no entiendes una sola cosa de las que redactó. No te engañes. Si le das check a todas las siguientes es que no tienes madera de escritor.

1- Cuando relees tu texto no se entiende nada
Te sigues de corridito, escribes y escribes, y cuando terminas lees y no se entiende un carajo de todas las intenciones que pusiste en el texto. Redactas sin una noción clara de lo que estas expresando. --Recuerda que hablar y escribir no es el mismo ejercicio--.

2- No sabes enlazar una idea con la otra
Lo más difícil de redactar un buen texto es saber enlazar una idea con la otra. Que lo que se dice arriba no se repita abajo, y que todo en conjunto sea claro y contundente. Si no sabes cómo conectar un párrafo con otro no sabes escribir. La continuidad y la fluidez es la virtud máxima de un escritor.

3- Revuelves conceptos en un solo párrafo
Para que un texto funcione debes organizar tus ideas por partes. Mezclar el desayuno con la cena y la primavera con el invierno en un solo párrafo puede resultar muy confuso. Como dicen por ahí: jamás de chile, mole y pozole en un mismo plato.

4- Tienes muchas faltas de ortografía
No puedes decir que escribes si no sabes redactar de manera correcta. Es básico que diferencies (no se dice diferencíes con acento en la “í”) entre ahí, hay y ay; ubicar y hubiera; hecho y echar; haya y hallar; entre muchas otras. No te tienes que saber las reglas ortográficas de memoría, pero sí debes saber identificar errores a simple vista.

5- No tienes la obligadísima costumbre de releer tus textos
Un buen escritor siempre relee lo que publica. No necesita que sea un texto profesional para darse el tiempo de leer lo que dirá al mundo. Sus publicaciones en las redes sociales son impecables y no se hable de sus textos publicados en medios. No hay dedazos. Los dedazos son producto de no releer.

6- No tienes el hábito de la lectura
Jamás lees. A lo mucho has leído dos libros en toda tu vida. No alimentas tu creatividad para redactar mejor ni tu cultura general vinculada con la literatura. Para escribir bien o cada día mejor hay que leer y mucho.

7- Repites la misma palabra varias veces en un mismo párrafo
Si sabes formular de manera correcta un texto, jamás repites la misma palabra en el mismo párrafo. Eso es un símbolo infalible de que alguien no releyó su texto o de que no sabe escribir. Básico.

8- Tus ideas están abandonadas por los signos de puntuación
No puede un texto ser maravilloso sin avanzar de la mano con los signos de puntuación. Ellos son los que separan, aclaran y enfatizan las ideas. Sin ellos tus textos son una plasta sin forma; sin pies ni cabeza.

9- Quieres contar mucho, pero realmente dices poco
Aunque tu mente está llena de ideas y de historias que platicar, a la hora de estructurar tu texto te desvías por caminos innecesarios y tu historia termina tratándose de todo, menos lo que tú querías que fuera. Eso pasa por la falta de práctica y porque te distraes muy fácilmente. Pon atención a cada palabra.

10- Tu léxico no es basto, te hace falta conocer muchas palabras más
No puedes crear textos de miles de cuartillas si tu vocabulario se reduce a una serie de modismos actuales y nada más. Escribir increíble requiere un léxico amplio; un manejo de la lengua sin reservas, y a la búsqueda de sinónimos de las palabras más básicas para darle un giro más interesante.