viernes, 17 de abril de 2015

Curiosidades y observaciones de la cultura china

Shangai y Hong Kong

1- Son terriblemente ruidosos. No les da pena gritar en lugares públicos, pelearse o hacer una escena. Cuando los chinos hablan por teléfono parece que lo están haciendo por medio de dos vasos conectados por un hilo; no lo saben hacer en voz baja.

2- Los bebés chinos se portan mejor que los adultos. Son demasiado tranquilos.

3- No te saques de onda si en el metro te observan. Les gusta ver a los turistas.

4- Por desgracia están restringidas muchas páginas de Internet en Shangai. No pude abrir Instagram, Google, Facebook, Youtube ni Gmail. Si quieres buscar algo usa Baidu.com

5- Los empleados de tiendas de ropa siempre te sugerirán más cosas para probarte. Saben vender. Seguro sales con más de lo planeado.

6- Nosotros los mexicanos nos quejamos de los edificios gigantes que están construyendo en la ciudad, pero no tenemos ni idea del verdadero significado de gigante. En China hay edificios que su tamaño es inconcebible. Miles de pisos, miles de departamentos. Una onda muy Matrix. Dan miedo.

7- Muchos restaurantes que valen la pena no están a simple vista en la calle. Se encuentran escondidos dentro de edificios. Parece un reto poder llegar. Para dar con un restaurante podrías recorrer un “laberinto”, subir 20 pisos en un elevador de carga y pasar tres puertas para dar, finalmente, con él.

8- La gente no acostumbre tatuase ni tener el pelo de colores. En general vi looks muy tradicionales.

9- Jamás había estado en una sociedad más fumadora que China. Es impresionante la cantidad de cigarros que ingieren por día. Además se vale fumar dentro de restaurantes y antros. Es muy desagradable.

10- Todos los taxis tienen letreros de “favor de no fumar”, pero dos de cada tres choferes va fumando dentro del taxi.

11- Yo creo que los chinos aman las chamarras y los chalecos inflables. De esos horribles que usan los mirrrreyes en México porque vi a todo el mundo así vestido. Parecían uniformados.

12- En Hong Kong las mujeres gastan miles de dólares en moda, pero muy muy pocas tienen un estilo realmente memorable. En general su gusto es bastante malo. No es como en Japón que todo el mundo está vestido impresionante. Acá traen una bolsa de cien mil pesos y parece imitación por todo lo demás que las complementa.

13- Cada vez que pidas un platillo en china será un volado. Podrían traerte algo delicioso o algo incomible. Yo, por ejemplo, pedí una sopa de cordero y me trajeron un caldo apestoso con tripas flotando. Lo más feo que haya visto en mi vida. En general comí muy mal. Lo mejor son los restaurantes de comida internacional que no tienen nada chino en su menú.

14- La educación de los chinos es muy distinta. Ellos ven muy normal meterse en las filas, escupir en todos lados, hacer mucho ruido, o patear el asiento del avión o tren. Ten paciencia porque puede resultar muy difícil convivir con estas situaciones.

15- A los chinos no les gusta tener un iPhone, les gusta tener de a tres o cuatro. Es como una cuestión de poder de adquisición: “por qué tener uno si puedo tener cinco”. Verás como miles andan con sus cien teléfonos por la vida. Además, supongo que por esta situación, la tienda de Mac siempre tiene filas interminables. Parece que estuvieran regalando algo.

16- Hay tanto dinero en Hong Kong que en una sola cuadra podrías ver tres tiendas Prada o tres tiendas Louis Vuitton. A las mujeres chinas les gustan tanto las bolsas de marca que se forman a las nueve de la mañana para ser las primeras en entrar a elegir sus bolsas, aunque no sea un día de lanzamiento o de ofertas. Simplemente les gusta hacerle a la jalada.

17- Caminan muy lento, o será que los chilangos vivimos con prisa, pero seguro te desesperarás en algún punto cuando te toque una multitud de chinos adelante y vayas a tres por hora.

18- Están poseídos con las selfies y con los selfie sticks. Todos y todas.

19- En Shangai casi nadie habla inglés y quienes lo hablan lo hablan fatal. En Hong Kong muchísima gente habla inglés.

20- Jamás le digas a un güey de Hong Kong que es chino. Les caga. Ellos son hongkoneses.

21- Las señoras que ayudan con el aseo en las casas son filipinas. Acostumbran juntarse el fin de semana por toda la ciudad para convivir entre ellas. Toman las calles literal y montan una especie de campamentos con cartones y mantas para hacer su picnic. Parece que hay una huelga a primera vista, pero son ellas divirtiéndose y haciéndose pedicure en público. El contraste es loquísimo, podrían montar su campamento afuera de la tienda de Rolex.

22- Se puede chupar en la calle. Yeiiii.

23- En la zona de Nathan Road, Tsim Sha Tsui, Kowloon, Hong Kong, está lleno de hindúes vendiendo drogas, relojes falsos y servicios sexuales. Acosan a los turistas y son bastante insistentes con sus ofertas indecorosas. Aguas con ellos.

24- Jamás, por ningún motivo, bajo ninguna circunstancia te hospedes en Chung King Mansion. Es un complejo espantoso de hoteles de mala muerte dentro de una especie de plaza de la computación. Yo lloré cuando llegué ahí y me di cuenta de que el hotel que había pagado estaba ahí. Es una pesadilla y es muy popular en HK.

25- Los billetes en HK son emitidos por distintos bancos por lo que hay muchos billetes distintos entre sí. 

26- Los anuncios del metro no son como acá: que la feria del calcetín, que el congreso de contadores. En el metro de china se anuncian las marcas más caras del mundo. Lo mejor de lo mejor.

27- Los remedios chinos son una cosa muy loca: sirven para 20 cosas al mismo tiempo. La misma medicina podría ser para los hongos de los pies, como para la gripa y el dolor de estómago.

28- Hay miles de señoras ya ruconas vestidas loquísimas. Es más, creo que las mejores vestidas son las sesentonas. Las ves por atrás y piensas: “mira ahí va Lady Gaga”, voltea y una señora como tu abuelita.

29- Como son tan lampiños, cuando les sale un pelo, ya sea en un lunar o en un lugar extraño, no lo arrancan. Lo mantienen ahí por siempre. Hay un amor especial y extraño por cultivar los pelos feos.

30- En HK hay gimnasio Armani, lo juro. #abidishusha.

31- No hay un solo templo feo, todos son hermosos e interesantísimos. Eso sí, están llenos de tiendas de parafernalia. Para ser un lugar sagrado me parece bastante comercial el asunto.

32- Su amor por Buda es intenso y apasionado. Lo adoran, lo alaban y cumplen con todo lo que su religión les pide. Son hombres de fe.


33- Los asientos del metro no están reservados para ancianos, sino para los niños.









miércoles, 15 de abril de 2015

Top 10: ideas para que tu vida sexual no se vuelva aburrida


Después de algunos años de casado es normal entrar en la monotonía. En tus manos está darle un giro a esos acostones rutinarios y volverte una estrella porno. Pon atención.

1- Echa patín la mayor cantidad de veces posible
Escucho constantemente matrimonios que se acuestan una vez al mes. ¿Así qué clase de conexión sexual pueden tener? Por lo menos deben hacerlo tres veces por semana. No importa que estés cansado, oblígate. No hay lazo más importante que el sexual, es el que alimenta todo lo demás.

2- No uses la frase “yo a eso no le entro”
No me refiero a algo como “entrarle a tríos y vuélvete swinger”, me estoy enfocando en la cantidad de mujeres que descartan el sexo oral de sus vidas. No saben lo fundamental que es esta pieza, no está bien eliminarla por un berrinche absurdo. Hay que complacer a la pareja en todos los aspectos.

3- No seas una mujer o un hombre muerto
Hay quienes no mueven un dedo durante el sexo. Se quedan como muertos observando como el otro hace absolutamente todo. Muy mal. Recuerda que involucrarse en la cama es cosa de dos. Además el placer aumenta si tú también tienes movimiento e iniciativa.

4- Jamás digas la frase “ya vente”
Qué bajón estar excitado, disfrutando y que tu mujer te diga que ya termines. Deja que las cosas duren lo que tengan que durar. Tu también déjate llevar, entra en trance. No cortes toda la inspiración con frases de robot.

5- Procura tu aspecto físico
Se agradece un olor rico, ropa interior novedosa, un look sexy, unos tacones, un disfraz o algún prop. Vele dando variedad a tus noches. Busca que no sea siempre igual. Así jamás se cansarán el uno del otro. Recuerda que el sexo es algo que debe procurarse al igual que el amor.

6- Atrévete a improvisar
Tener sexo no siempre tiene que ser en una cama y a oscuras. Puedes atreverte a probar lugares al azar; donde te den ganas. La adrenalina es un factor divertidísimo. Agrégaselo a tus revolcones. Vive tu sexualidad cual adolescente.

7- La única forma de protegerse no es el condón masculino
Hay muchos métodos que no sabes ni que existen. Investiga, prueba y propón. El condón femenino es maravilloso: el hombre siente más y te protege igual de bien que un condón masculino. No te cases con un solo método.

8- No permitas que nada te acompleje
Gorda, mediana, flaca, con lonja o sin lonja, tu cuerpo es hermoso y a tu pareja le fascina. Debes tener eso en mente. Una mujer desinhibida siempre será más atractiva. Que no te dé pena mostrar tus curvas, moverte, desfilar por la habitación. Disfruta el estar desnuda. La seguridad es lo más sexy que existe.

9- Conoce bien tu cuerpo
Los libros de sexo tántrico lo primero que piden para desarrollar esta práctica es que explores tu cuerpo de manera minuciosa; que te atrevas a ver todas sus partes y las toques para saber dónde y cómo sientes placer. Así que hazlo hoy mismo. Te aseguro que conociéndote tus relaciones sexuales serán más placenteras.


10- Siéntete una estrella porno
Infórmate, investiga y pide tips, cuando llegue la noche deja que salga tu lado feroz. ¿Quién dijo que hacerse la tonta inexperta es sexy? Demuestra toda la pasión que tienes contenida. Muéstrate fuerte y con iniciativa. Lo(a) vas a volver loco(a).

domingo, 12 de abril de 2015

Fascinación: Modotti-Weston

Las fotografías de Modotti tienen por sí solas cierto romanticismo y aires revolucionarios. Permiten ver el momento que vivía y quiénes la acompañaban; son composiciones de visión sencilla, pero con mucho diálogo.
Gracias a esta exposición esa simplicidad se complementa y se entre mezcla con la obra de Edward Weston, su amante y después pareja formal, quien le enseñó el empleo de fotógrafa y la usó como modelo para mucha de su obra.
Las dos formas de ver el mundo, tanto la de ella, como la de él nos dan una probadita del gran amor que se profesaron y de las cantidad cosas hermosas que compartieron.
Esta muestra, curada por Sylvia Navarrete, compila esa obra que marcó una época: su muy particular innovación de la “naturaleza muerta”, la cual consiste en subrayar las cualidades escultóricas, geométricas y abstractas de los objetos fuera de su contexto habitual.
Son 68 fotografías y abarcan tres años de colaboración y de amasiato entre Tina Modotti y Edward Weston, durante su estancia en México. Vale la pena darse un break para ver estas fotografías poderosas y con tanta historia.


Hasta mayo de 2015. Museo de arte moderno.

Top10: razones para rodearte de personas positivas


1- Ser un grinch no tiene ningún mérito
Siempre lo más sencillo es odiar, criticar y ser negativo. Tiene mucho más mérito la persona que vive su vida de la mejor manera posible, que el que vive quejándose de todo, a pesar de vivir rodeado que bendiciones y cosas buenas.

2- La visión positiva se contagia
Dime con quién andas y te diré quién eres. Quieres que tu vida esté llena de belleza, busca amistades que tengan esa misma perspectiva. Personas que cuando les pidas un consejo sepan sacar flores de su boca. No necesitas un loco que solo hable de la felicidad; los extremos son malos, pero sí estaría muy bien rodearte de gente alivianada y sonriente.

3- Cuando te da un bajón son la mejor compañía
Si tienes una crisis existencial no hay nada mejor que buscar a esos amigos que saben sacarte del hoyo y contagiarte de su entusiasmo. Las personas felices saben fluir con mayor facilidad, no cuestan trabajo.

4- Una persona feliz no vive paranoica
A diferencia de tus amistades inseguras y negativas, un amigo pleno jamás pensará que lo atacas, que lo descartas o que conspiras en su contra. Ser una persona positiva aleja las ilusiones ópticas malignas que las redes sociales pueden generar.

5- Saben disfrutar lo que sea
No necesitas ir a la mejor fiesta o sentirte lleno de condicionamientos para que una persona positiva y feliz disfrute del momento. Se la pasan igual de bien en un terreno baldío o en el mejor antro de la ciudad. Su diversión sale de adentro.

6- Lo negativo va de la mano con otros sentimientos gachos
Ver la vida de la peor manera conlleva a la ira, la envidia, el enojo y hasta a los malos deseos. Se contagia el cerebro de la mala perspectiva. Por eso es mejor rodearse de gente linda y buena. Los Grinch tienen lados oscuros que no necesitas en tu vida.

7- Viven en el presente
No se andan con recordatorios del pasado innecesarios. Cambian de página y siguen hacia delante. No necesitan tener una memoria sin fallas para olvidar por gusto propio las cosas malas. Su visión es futurista. Para atrás ni para agarrar vuelo.

8- Te suben el autoestima
Los positivos siempre tienen algo hermoso que decir, lo les pesa decirte lo guapa que te ves o lo felices que se sienten por tu éxito. Tienen cosas buenas que aportarle a tu autoestima. Y eso se agradece.

9- No les da pena nada
Si eres feliz y estás seguro de ti mismo no hay nada que te detenga. Quieres bailar en medio de un lugar que nadie baila, pues bailas. Quieres gritar, pues gritas. Son humanos sin complejos ni ataduras. La felicidad transforma el cerebro, comprobado científicamente.

10- Vida solo hay una
Es demasiado corto el tiempo que tenemos en este planeta como para desperdiciarlo lleno de negatividad. Recuerda, un día vas a voltear y los años se habrán ido. No seas borrego, no quieras pertenecer a un grupo de personas poco inteligentes. La felicidad es la mejor forma de vivir, punto.

jueves, 26 de marzo de 2015

Francis Alÿs en el Tamayo: qué felicidad

El 26 de marzo; esta semana, se estrena nueva exposición en el Museo Rufino Tamayo del famoso artista Francis Alÿs. Es famoso por criticar fuertemente a la sociedad y por involucrarse con la cultura mexicana. Le encanta nuestro país. Entre sus obras más famosas destacan un recorrido con pistola en mano por la ciudad de México; un recorrido arrastrando un bloque de hielo y por ofrecer sus servicios como turista afuera de la catedral del Centro Histórico.
La nueva muestra se titula Relato de una negociación y consiste en una investigación sobre las actividades paralelas del performance y la pintura, --así es como siempre ha trabajado este maravilloso artista--, involucrando lo uno con lo otro al mismo tiempo.
Resulta muy interesante esta exploración en la que el belga-mexicano muestra por qué es una gran idea la forma en la que ha articulado su producción en paralelo: imágenes pictóricas y de acciones fílmicas, una justificando a la otra.
Me parece irresistible asistir a ver algo de Alÿs. Siempre ha logrado robarme el aliento. Sus obras son poderosas, dramáticas, estresantes y muy emocionantes. Habrá que ver cómo resulta este experimento ligado a la retrospectiva.
La muestra está realizada bajo la curaduría de Cuauhtémoc Medina y se enfoca en tres proyectos: Don't Cross the Bridge Before You Get to the River (2008), Tornado (2000-2010) y Reel-Unreel (2011).


Hasta el 16 de agosto de 2015.

Top 10: señales de que le tienes miedo a tu marido (o novio)


Aunque no lo crean, hay mujeres que en pleno siglo veintiuno siguen dominadas por el marido. No dan paso sin antes recibir la aprobación de su conyugue. Averigua si tú eres una de ellas.

1- Te vistes de acuerdo a sus reglas
Tu look se basa en lo que él aprueba y en lo que no. En tu mente no está el decidir por ti misma qué ponerte. Si te prohíbe las faldas cortas jamás usas una. Si te permite los cuellos de tortuga: la mitad de tu closet son cuellos de tortuga. Vives esperando su permiso en todo momento.

2- Cada decisión que tomas está antepuesta por la duda de si le gustará
Te tardas en elegir hasta el color de tus uñas porque te detienes a pensar si será un color que le parezca prudente. Es un hombre que se mete mucho con tu aspecto físico e incluso llega a hacerte sentir fea si no le atinas a lo que él buscaba de ti.

3- Le lames demasiado las botas a tu suegra
Por lo general este tipo de hombres vienen de la mano con una madre metiche. Así que no solo buscas la aprobación de él sino también de tu suegra. Eres demasiado condescendiente. Le permites a esta mujer modificar tus hábitos, planes y gustos. Bajas la guardia cuando estás con ella.

4- Le pides a tus padres un tipo de comportamiento cuando están con la familia de tu marido
Piensas mucho en lo que su familia opinará de ti y de la tuya. Si se presenta algún evento en el que mutuas familias se encontrarán mueres de estrés. Así que prefieres prevenir momentos incómodos y les lees la cartilla a tus padres.

5- Asumes sus irresponsabilidades como tuyas
No pagó la tenencia y es tu culpa por no recordarle que lo tenía que hacer. Así vives, pensando que sus errores son algo que tú pudiste evitar. Pareces su secretaria organizándole la vida.

6- Antepones a sus amistades que a las tuyas
Sus planes son primero, si el tiene una cena y tu tenías el cumpleaños de tu mejor amiga: cancelas, y vas a la cena con él. No tienes las agallas para decirle “comper me voy a mi plan”. Te da terror su reacción.

7- Le perdonas todo y vives diciendo “así es él”
Justificas sus malos modos y sus reacciones extrañas. Crees que así es él. Evitas encuentros con personas que lo puedan irritar y evitas hablar de ciertos temas. Es una persona delicada y tú tienes que cargar con eso.

8- A la hora que él llega a casa tu tienes que estar ahí
Imposible que estés en casa de una amiga y sea la hora de su llegada y tu te quedes muy contenta platicando. En cuanto ves el reloj sales corriendo a verlo. Puede molestarse si no estás ahí esperándolo.

9- Imposible hacerte un cambio de look sin que él lo apruebe
La improvisación no está en tu panorama, si quieres modificar tu imagen tienes que consultarlo con él. Así el cambio sea mínimo. Es importante que él decida cómo te verás. Si tienes antojo de algo locochon y a él no le late lo descartas.


10- Jamás considerarías hacer un viaje sin él
Aunque eres joven y todavía te faltan millones de cosas por vivir… no está en tus planes hacer viajes por el mundo sin él. Desde que uniste tu vida a esta persona todo gira en torno a él. Qué lástima, esos planes que tenías con amigos hubieran resultado inolvidables. Es hora de que te preguntes ¿por qué te gusta vivir así de limitada?

Calder, Derechos de la danza

Después de la tormenta viene la calma; siempre…y ahora le tocó a la Fundación Jumex descansar de tanta controversia seguida del intento de exposición que hubo antes de ésta. Ya saben, el llamado caso Nitsch. Hoy día ofrecen algo menos polémico y más minimalista: una muestra del famosísimo Alexander Calder, autor de la escultura que vive sobre avenida Tlalpan enfrente del Estadio Azteca y muchas más del estilo que habitan por todo el mundo.
Su estilo se me figura una mezcla entre Kandinsky y Joan Miró hecho mobiles. Muy en su estilo y muy con su propio gusto, pero con una fuerte influencia de ambos personajes. Líneas, geometría y movimiento.
Su presencia en un museo mexicano es importante, tiene una ilustre carrera que recorre gran parte del siglo XX. La crítica lo considera uno de los más aclamados e influyentes escultores norteamericanos de nuestra época.
Sus primeras composiciones, siempre abstractas, crearon un nuevo género llamado “Mobile”, escultura cinética. Marcel Duchamp así las bautizó por su movimiento y por su motivo. Así que valdrá la pena ir a ver qué tiene para ofrecernos.
La exposición cuenta con una progresión de esculturas instaladas cronológica y conceptualmente, además de otra sección con escultura de gran formato a una cercanía y ritmo completamente diferentes. Digamos que dos muestras curadas de manera muy distinta integran una sola. Me gusta su experimento y que jueguen con las emociones del público. No dejen de vivirla.

Hasta el 28 de junio de 2015 en el museo Jumex, Polanco.



miércoles, 11 de febrero de 2015

Top 10: ¿Sabes ser un gran amigo?


Las amistades temporales y de Facebook sobran, pero los verdaderos amigos, del alma y para siempre son difíciles de encontrar. Estos 10 puntos te darán una idea de quién sí y quién no son tus brothers de corazón. 

1- No te andas con rodeos
Si necesitan ser juzgados y orientados ése amigo es directo y al grano. Un verdadero cuatacho no solo aplaude lo bello del otro, también le hace ver sus errores y lo lleva por un mejor camino. Quién mejor que él.

2- Sabes escuchar
Esto es muy importante: soltar el micrófono y oír lo que tiene que decir el otro. Un buen espectador se vuelve fundamental en los momentos importantes de la vida. Sobre todo cuando tiene un buen consejo que aportar.

3- No solo estás en la fiesta, también en los momentos más difíciles
Compartir las noches de after es padrísimo, pero las amistades largas y verdaderas no se encuentran en esos momentos nada más. Un gran amigo te acompaña al hospital, a un funeral o en el nacimiento de tu hijo. Los amigos incondicionales hacen a un lado la flojera y los peros; siempre están ahí.

4- Eres cariñoso y halagador
Reconoces los méritos de tus amigos, les dices lo guapos que se ven y te encanta subirles el autoestima. Contigo se sienten confiados y felices porque siempre encuentras una cualidad en ellos, algo maravilloso que les dejas saber. Qué bonito.

5- No eres rencoroso
La conexión con tus amigos es tan profunda que no te andas con jaladas de “tu me dijiste”, “tu me hiciste”, “es que no me volteaste a ver”. No pasas meses encerrado en enojos y rencores. Fluyes, sueltas y lo vuelves a disfrutar. No te arriesgas a perderlo por tonterías.

6- Te involucras en los intereses ajenos
Si a tu amigo le fascinan las mariposas y a ti no, no importa. Lo acompañas a ver el santuario de la mariposa monarca o a un museo especializado. Te gusta que comparta sus gustos contigo. Lo ves como aprendizaje. Disfrutas lo que sea con ese amigo.

7- Jamás lo envidias
Este punto es el más importante de todos. Un amigo maravilloso jamás sentirá que está en una competencia contigo, jamás le dará coraje tu felicidad y mucho menos tu éxito personal. Todo lo contrario. En su rostro verás dicha cuando tu estés igual.

8- Sabes jugar al ping-pong
Tu amigo te llama una vez, tu le llamas otra. Tu amigo te tiene un regalo, tu le tienes otro. Tu amigo te invita a un concierto, tu lo invitas a otro. La relaciones son un dar y recibir. Un buen compañero de vida sabe que la ley de oro es uno y uno. De lo contrario el otro se cansa.

9- Tienes palabra
Este punto se refiere a la informalidad actual: quedan pero jamás cumplen. Muchos amigos actualmente fallan deliberadamente a las citas, a los compromisos y a los momentos importantes. Para ser un buen amigo es primordial cumplir y tener palabra. Como dicen los abuelos: “si uno no tiene palabra, no tiene nada”.

10- Es amigo de tus amigos
Qué flojera un cuate que no es capaz de convivir con las personas que quieres. Un amigo alivianado y chido muestra interés por tus otros amigos, sale con ellos y se interesa por lo que tienen que decir. Se integra a tu vida del todo, no a medias. 

175 años de objetos fotográficos

Dudo mucho que algún día algún fotógrafo del siglo pasado haya pensado que sus materiales fotográficos, -sus herramientas sagradas-, terminarían en un museo porque la evolución de la tecnología haría de las suyas. Es más, dudo mucho que creyeran que el papel estaba destinado a desaparecer. Qué melancolía me da pensar en el asunto: los métodos análogos son cada día menos frecuentes y la fotografía artesanal está por desaparecer.

Esta exposición enaltece el acto de tomar una fotografía, revelarla y procesarla por medio de métodos no computarizados. Un clic tiene tantas funciones que su importancia social ha repercutido en la evolución del mundo; en el registro del paso del tiempo y en la transformación de los seres humanos. Aquí podrán contemplar ese pasar de los años.
Me parece muy merecido hacer un homenaje a todo ese significado por medio de ejemplares auténticos hasta con 175 años de antigüedad. Es un viaje en el tiempo por medio de retratos, recuerdos, evocación de ciertas situaciones, afectos, oficios, transgresiones y gustos; remite a muchos sucesos históricos, eventos y personajes extraordinarios; es más, también muestra lugares y arquitecturas como ámbitos de vida, viajes, actividades, vínculos y todo aquello que hace posible imaginar algo más que lo cotidiano. Si son fotógrafos o aficionados, les fascinará.


Hasta el 29 de marzo de 2015. Museo del objeto del objeto. Colima 145, Roma.



lunes, 9 de febrero de 2015

Top 10: señales de que eres un codo


Soltar el billete parece fácil, pero para algunos es un asunto complicadísimo. Si palomeas los diez puntos a continuación eres uno de ellos.

1- Antes de gastar ya te está doliendo
Esa es la base de vida de un codo: aún no les cuesta y ya les está pesando. Todo lo que la gente les cuenta lo piensan en dinero. No sabes visualizar nada sin pensar en lo que costará. Tienes problemas serios con soltar la lana.

2- Odias los encargos sin dinero por adelantado
Vas a un restaurante a comer y tu hermano te llama para pedirte algo para llevar. El simple encargo te angustia porque crees que podrías terminar pagando eso y que no te den la lana. Odias este tipo de favores sin dinero de por medio.

3- Pides tickets y verificas hasta los centavos
Alguien va a ir a la tiendita o al súper y tu decides encargarle algo. Cuando regresa pides el ticket y verificas cuánto costó tu pedido y pides hasta los centavos que sobran de cambio. Eres pichicato, todavía de que te hacen el favor…

4- Tienes una cita y le dices que ponga la micha
Puedo comprender que quieras igualdad y es que eres de esos, pero de ahí a que en una primera cita no tengas la cortesía de invitar a una dama me parece repugnante. Toda la buena vibra se va por la coladera cuando sales con un: “tu comiste una ensalada, yo una pasta, te toca tanto…”

5- Cuentas tu dinero antes de irte a dormir
Eres tan paranoico que hasta estando en tu propia casa, antes de dormir, cuentas cuántos billetes hay en tu cartera. Tienes mañas de codo bien arraigadas. Cuando das un billete lo sobas 10 veces para verificar que no se vaya otro por ahí.

6- No permites que tu esposa sepa cuánto dinero tienes en el banco
Se supone que juntas tu vida con una persona para que compartan la gran mayoría de las cosas, pero tu sigues creyendo que tu lana es solo tuya y no te late que tu esposa meta mano en ella. Vives en el error de contar los chiles aunque haya todo el amor de por medio.

7- Divides la cuenta por consumo cuando sales con amigos
Eres el típico mala vibra que en vez de disfrutar una cena con los amigos estás pensando qué consume cada quien. Cuando llega la cuenta, en vez de entrarle parejo pides que se te sume lo que tu comiste. Fracturas la energía por tu codees.

8- Te haces güey con las propinas
Si el diez por ciento es el mínimo, tu dejas el ocho por ciento. Eres codo hasta para lo justo. Lo que puedes te lo ahorras y te haces el de la vista gorda. Según tu mentalidad retorcida, dar propinas es regalar tu dinero.

9- Te sobra lana y te compras puras cosas imitación
Tienes dinero como para nadar en él y prefieres ir al supermercado y comprarte ahí unos jeans marca patito. Si se pone una bolsa de moda, vas a Tepito y usas el clon. El caso es que jamás inviertes una buena suma en ti mismo.


10- Cosas que son importantes en la vida las ves como “un desperdicio de dinero”
Viajar por ejemplo es algo que te parece caro e innecesario. Prefieres tener tu dinero guardado bajo el colchón que regalarte cosas que sí te vas a llevar a la tumba. Eres codo para darle a tu vida cultura y diversión.

Criticona de arte: Hombre del siglo XXI de Stephen Willats en el Tamayo

El trabajo de Stephen Willats genera una muy buena pregunta: ¿somos una sociedad compleja que solo ve, fluye y transita? Por medio de su visión logra percibir un mundo que tiene varias dimensiones; y con esto no me refiero a los muertos, a los vivos, o al pasado y al presente. Hablo de esta experiencia multi-canal que se suscita en nuestra década: al mismo tiempo en el que la realidad transcurre hay fragmentos de nosotros mismos y también variables aleatorias que nosotros elegimos para ver y agregar a nuestro acervo visual. Hablamos, vemos, comentamos, nos sorprendemos, pero al mismo tiempo no estamos poniendo atención a nada en lo absoluto. ¿Qué puertas estamos abriendo al vivir de manera multicanal?

Hombre del siglo XXI, es una exposición individual del artista inglés que presenta piezas que abarcan diversos periodos de su producción. La muestra se centra en tres aspectos de su obra: su traslado de la abstracción a la comunicación; la función social del arte y su práctica interdisciplinaria; y su compromiso con la cibernética.

Stephen Willats es un precursor del arte conceptual británico. Comenzó a trabajar como artista en un momento en el que la alianza entre el arte y la tecnología estaba dando origen a nuevas formas de producción artística; desde aquellas que privilegiaban la función de la computadora y el lenguaje de programación en la generación de situaciones estéticas, hasta las que aspiraban a la desmaterialización del objeto artístico dando como resultado la formulación de sistemas que incluían la obra de arte, el público y el espacio expositivo.
Es muy interesante. Tienen que visitarlo ahora que Yayoi Kusama se fue y el museo está vacío y se puede respirar. Les va a gustar.


Hasta el 3 de marzo.


Top 10: señales de que eres un farol


Si algo abunda en nuestra ciudad son estos individuos. Les fascina el reconocimiento público y no precisamente por acciones que cambien al mundo. Identifícalos, por lo general tienen los diez puntos de corridito.

1- Hablas de personas que los demás no conocen y los mencionas por sus nombres
No importa  si los demás no ubican a Lucrecia Ibargüengoitia, tu hablas de ella como si todos debieran conocerla. Evitas aclarar de quienes hablas y cuando te preguntas respondes con un sangrón: “osea, cómo, ¿no la ubicas?

2- Te fascina presumir lo que tienen tus amigos
No hablas de tus logros ni de los demás, te gusta presumir los bienes materiales de los que te rodean. Crees que tu valor como persona está ligado a lo ricos que pueden ser tus amigos. Patético.

3- No vas a un concierto sin tickets vip
Eres incapaz de divertirte si no estás en el área farola de un evento. Para ti lo democrático e igualitario no existe. Casi casi vas solo por presumir que estuviste de ese lado de la valla. Jamás has pensado que tiras tu dinero aunque el boleto vip cueste el doble.

4- Todos tus estatus de Facebook los escribes en inglés
Aunque vives en México y todos tus amigos hablan español, tú escribes todos tus estatus en inglés. Te fascina agregar palabras en otros idiomas a tus conversaciones, e incluso llegas a preguntar cómo se dicen ciertas cosas en español. Finges expresarte mejor en inglés.

5- No puedes ir a un restaurante caro sin informar tu locación en las redes sociales
Si vas a gastarle que todo el mundo se entere. Te gusta hacer check in en todos los lugares de moda y caros de la ciudad. Si la comida está buena o no es lo de menos. Lo que importa es que ya estuviste ahí y todo el mundo vio.

6- Te tomas millones de selfies por semana
Ya todos se saben tu cara de memoria, además siempre haces la misma expresión facial. Pero a ti te vale, continúas subiendo selfies todos los días para demostrar lo guapo que eres. Es hora de superarte a ti mismo.

7- Odias los taxis, solo usas Uber
No importa si te cuesta el triple que un taxi normal, a ti te gusta que pase un chofer por ti en un coche bueno para presumir o para cargar tu iPhone. Cuando usas esta aplicación pides un carrazo para sentir que tienes chofer privado a tu servicio. Tu faroles te cuesta una lana.

8- Imposible tomarte una botella de champaña sin tomarle fotos
Si realmente estuvieras acostumbrado a este estilo de vida no tendrías que gritarlo a los cuatro vientos. Te fascina que la gente sepa que tu no bebés cuba de a cincuenta pesos. En tu mesa siempre hay pomo de a cinco mil y eres capaz de desperdiciarlo jugando guerritas de champaña con tal de subir fotos haciendo esto.

9- Preguntas cosas en Facebook como: “¿alguien en Paris esta semana?”
Eres adicto a la presunción y lo demuestras con este tipo de actos. Todo el mundo debe saber que estás del otro lado del mundo y no precisamente porque aportes alguna información interesante de por allá o por tus lindas fotos, sino porque siempre quieres preguntar si alguno de tus conocidos ando por la zona. Obviamente no.

10- Vives cortísimo de dinero, pero te endeudas y compras un carrazo
No te importa estar pobre o dejar de gastar en las cosas necesarias con tal de estar trepado en una nave que llame la atención. Es más, no te importa tu seguridad en esta ciudad peligrosa y compras un carro que te pone en riesgo. Crees que un auto te da cierta posición. Mejor vete a conocer el mundo con esa lana.

50 años, 50 obras en el Museo de arte moderno

El museo de arte moderno tenía defectos que no se aceptan en pleno 2015: el primero, que no tuviera una página de Internet oficial. ¿Qué museo no tiene una página bien armada? Por favor, cómo querían darle difusión a sus exposiciones si no están en la red. Lo bueno es que ya se percataron de esta situación y al fin tienen página. El segundo defecto que le encuentro, que todas sus muestras sean lo mismo. No se saben otra cosa que no sea: Remedios Varo, Tina Modotti y Frida Kahlo juntas. Le urgen nuevas propuestas a este espacio mágico que resguarda uno de los edificios más hermosos de la ciudad.

Pero bueno, habrá quien aún no se cansa de ver las dos Fridas. Y para ésos, hay buenas noticias. Como parte de la celebración de los 50 años del museo están ofreciendo una muestra con 50 obras del acervo propio que pretenden demostrar el papel tan importante que ha jugado este espacio museístico a través de los años. Sin afán de sonar repetitiva, participan Frida Kahlo, Remedios Varo, Olga Costa, Ángel Zárraga, Rufino Tamayo, David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Raúl Anguiano, Manuel Rodríguez Lozano, Abraham Ángel y Germán Cueto, entre muchos otros. Es un recorrido limpio y directo por la creación artística y la memoria histórica de México.

La propuesta museográfica, o mejor conocida como la curaduría está a cargo de Tolita y María Figueroa, dos mujeres reconocidas por su trabajo en las artes escénicas y cuya propuesta es el marco visual de la muestra. Creo que este detalle le da un nuevo sentido a los cuadros ya tan vistos. Me fascina que hayan vinculando la experiencia de lo teatral y el lenguaje del espectáculo con la producción artística, con sus autores y con la labor de quienes dentro de la institución han formado parte de estas cinco décadas de historia.
Obras choteadas para los que ya las vimos un millón de veces, aunque eso no les reste la importancia que tienen en el arte. Son cuadros que las nuevas generaciones no deben dejar de ver. Así que lleven a sus hijos.

Hasta el 1 de mayo de 2015.



miércoles, 4 de febrero de 2015

Top 10: cosas que debes considerar antes de casarte


Ya sé que no importa cuánto me esfuerce para intentar que te caiga el veinte. Nadie aprende en cabeza ajena. Y hasta que no topes con pared no dirás “me lo dijo”. Sólo deseo que este top te haga abrir un poco los ojos…

1- ¿Tienen los mismos intereses?
Si tu quieres vivir en Alemania y el está bien en México, eso puede ser un problema grave. De igual manera si tu no quieres tener hijos y él sí. Investiga bien si están en el mismo canal. No creas que con el tiempo cambiará. Ese es el error número uno.

2- ¿Sus malos hábitos te alteran?
A lo mejor y algo tan sencillo como tirar la ropa en el piso o dormir demasiado pueden ser cosas que terminen con tu relación aunque no lo creas. Debe gustarte todo de esa persona o por lo menos que esas pequeñeces no te afecten. Hay malos hábitos que se pegan. Como no hacer ejercicio o fumar como chacuaco. Aguas. Deja claro qué quieres desde un inicio.

3-¿Tiene mamitis?
Cuando estés casada verás que no habrá nada más importante que tu individualidad y tu espacio a solas con él. Si el tipo vive pegado a su mamás y a su familia puede convertirse en un asunto. Nadie quiere a su suegra metida en casa todo el día. Desde el día uno pinta tu raya.

4- ¿Dice pretextos para todo?
Las personas llenas de excusas por lo general son mentirosos compulsivos y orgullosos que no saben aceptar sus errores. Si tu pareja siempre tiene un pero para cualquier situación piénsatela veinte veces. Eso con los años empeora. Jamás mejora.

5- ¿Es flojo?
Una persona que no se obliga a estar activo se vuelve una carga. Puede ser flojo para trabajar, para echarte la mano en la casa o para ayudarte en cosas que realmente te importan. Considera casarte con alguien que siempre está dispuesto a ayudar. Facilítate la vida. No cargues con un bulto.

6- ¿Pelean muy seguido?
Qué te hace pensar que funcionarás con alguien con quién peleas constantemente desde antes de contraer matrimonio. Grábate bien esto: las cosas tienden a empeorar y muchas veces las relaciones conflictivas se vuelven una adicción por el nivel de adrenalina que generan. No estás con esa persona por amor, sino porque estás sufriendo un proceso psicológico dañino y de codependencia.

7- ¿Es posesivo y celoso?
El mundo es mixto, tu eres un ser libre y no le perteneces a nadie. Tal vez ahorita te parece muy gracioso que tu pareja te haga escenitas y te cele “por amor”, pero a largo plazo estas situaciones desgastan y te roban muchas experiencias de vida que no debes perderte por complacerlo. Las personas inteligentes son seguras de sí mismas, así que reflexiona si tu compañero es realmente una persona sabia…

8- ¿Se preocupa por tu éxito profesional y espiritual?
Si vas a compartir tu vida con alguien, ese alguien debe procurarte y ver por ti. No puedes pasar el resto de tus días con alguien que trunca tus planes con su egoísmo. No calques patrones arcaicos que hayas visto en tu familia o en el matrimonio mal logrado de tus padres. Crea tu propia historia con alguien que busca tu felicidad y procura tus sueños.

9- ¿Te gusta lo que hace?
Pésima idea creer que adoptará una nueva profesión una vez que sea “tuyo”. Si no te gusta su trabajo, su ritmo de vida o su adicción por la oficina estás en problemas. Te tiene que gustar su chamba y la forma en que la lleva acabo. De lo contrario he ahí otro pero.

10- ¿Es una persona sana?
Estando jóvenes no importa si tiene 30 kilos de sobrepeso, si fuma una cajetilla al día o si se droga cada fin de semana, todo resulta muy sencillo y el amor te impide pensar en estas cosas. Pero a largo plazo sería muy triste cuidar a alguien enfermo o que muera joven y te deje sola. Piensa dos veces si quieres a tu lado a una persona que no procura su bienestar. Todo se pega.