lunes, 19 de octubre de 2015

Top 10: señales de que tu perfil de Facebook es aburridísimo


Las redes sociales son una parte tan real y tan presente de nuestras vidas que más vale aceptarlo. Si vamos a estar todo el día ahí metidos por lo menos que valga la pena compartiendo cosas interesantes y dándole un poquito de sabor con nuestras opiniones. Veamos quiénes no son lo mejor que le ha pasado al Face:

1- Nunca posteas nada
Tu Facebook parece terreno baldío; jamás dices nada ni compartes imágenes o links. Eres el típico metiche que solo tiene red social para ver qué dicen los demás, pero por tu parte no se recibe nada. No es justo. Si todos fueran como tú no abría timeline.

2- Tienes ocultas todas las fotos en las que te etiquetan
Quién sabe qué cosas ocultas, o cómo fue tu pasado, pero eres el típico personaje neo hipster que no quiere que se sepa nada de sus días anteriores. Solo compartes tu presente, lo que ya está muy mono y pimpeado. Nadie puede ver nada de tu familia, de tu vida real o de las fiestas a las que vas. Todo lo tienes bajo llave. ¡Qué flojera!

3- No opinas nada sobre nada
Prefieres pasar desapercibido, así que no comentas ni para bien ni para mal. Aunque un gran amigo tuyo acabe de compartir unas fotos divinas de un viaje no eres ni para darle un like. E igual a la inversa: alguien comparte una estupidez y no le dices lo vacío que es su contenido. Te faltan pantalones para darle vida a tu red social.

4- Posteas cosas que no le interesan a nadie
Posteas cosas como “tengo frío”, “está lloviendo”, “tengo hambre”. Puros estatus que a nadie le interesan, sin ofender. No sigues a medios interesantes que puedas darles share y así lograr un balance entre lo banal que pueden llegar a ser las redes sociales y las cosas con real importancia.

5- Tomas fotos malísimas
Esta nueva tendencia de tomarle foto a todo a generado que las personas desarrollen su lado artístico. Tu eres el único que no ha logrado sacar provecho de esto. Ni porque tu cámara del celular tiene 20 filtros y 20 opciones para retocar lo que tomas. Échale más ganitas, una foto de una cerveza sin encuadrar da flojera.

6- No das de qué hablar
A mi en lo particular, lo que más disfruto de las redes sociales son a las personas que dicen cosas súper fuertes con convicción. Ya sean para bien o para mal. Pero amo leer que la gente se atreva a decir cosas. Sin ellos mi timeline no tendría ningún tipo de sabor. Benditos sean. Y los que no aportan nada, que desaparezcan.

7- Escribes tan mal que ni se entienden tus mensajes
Cuado escribes algo en Facebook, suponemos, que lo haces con los ojos cerrados y pensando miles de ideas a la vez sin ningún tipo de relación entre ellas. Le das “compartir” a lo antes escrito, no eres ni para releer o ver si tu idea realmente se lee de manera clara. En resumen, no sabes escribir y tienes pésima ortografía y la gente lo sabe.

8- Tienes la misma foto de perfil desde hace 10 años
Tal vez ya engordaste 10 kilos, tal vez ya ni tienes el mismo look, o simplemente ya pasaron tantos años que tu foto de perfil no tiene nada que ver con quién eres hoy día. No te tomas ni la molestia de actualizar eso. Así que tu perfil no es un lugar por explorar. A leguas se nota que está abandonado.

9- Publicas todo el día tus puntuaciones de juegos como Candycrush
No tiene nada de interesante esto, al contrario, muestra un lado muy ocioso de tu parte. Hay miles de aplicaciones muy interesantes como para que mates el tiempo jugando esto. Si lo haces, mejor que sea a escondidas, te resta neuronas.


10- Haces check in en lugares que ni al caso
Qué padre cuando la gente hace check en restaurantes nuevos, museos, distintos lugares del mundo o en alguna nueva propuesta que resulte una buena recomendación. Pero hacer check en el gimnasio, supermercado, en la cafetería de siempre o en un hospital no tiene ningún tipo de sentido. ¡Qué flojera!


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Objeto de deseo: sombreros y tocados Corinne Loperfido

Hay una mujer visionaria en Los Ángeles que hace unos sombreros fuera de este mundo. Nos tiene impactados su creatividad y lo que puede realizar con ella. --No a cualquiera se le ocurren éstas ondas--. Estoy segura que si Moctezuma aún viviera le pediría que le hiciera el diseño de su famoso peñacho. Y sin duda alguna, le quedaría más fregón que el que ya existe.

Construye una especie de mini mundos para adornar la cabeza de quien se deje. Agrega flores, cadenas, calacas, dedos, ojos, corazones, telas y flecos.

Necesitas ser una persona muy excéntrica para atreverte a usar uno de sus tocados en un día común. Son muy llamativos. Así que si no eres ése tipo de persona, tal vez puedan servirte sus creaciones para las fiestas de disfraces que se aproximan.

Los precios varían mucho, pero puedes encontrar cosas desde 115 dólares, hasta 275. Valdrá la pena gastarse tanto dinero si tu intención es ser el disfraz más original de la noche.





Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Murmullos de la tierra por SANGREE

Si tuviera que usar una palabra para describir esta exposición diría sincretismo porque concilia dos cosas muy distintas en un mismo espacio: el pasado histórico de la humanidad y el presente. Lo irónico es que resulta tan distinto lo que antes fue a lo que ahora es que éste ejercicio encaja de maravilla en la palabra antes dicha.
El proyecto lo forman René Godínez y Carlos Lara, dos artistas plásticos que rondan los 30 años. Son muy jóvenes y eso se ve reflejado en su perspectiva contemporánea y en la interpretación que le dan al pasado.
La muestra se desarrolla con pocas piezas pero de gran formato. Hay una especie de tótems que tienen la apariencia de ser parte del Museo de Antropología, pero cuando te acercas y los ves te das cuenta de que son un juego entre una columna milenaria y un poste de luz actual lleno de anuncios publicitarios. También hay una especie de maqueta hecha en cemento que simula el plano arquitectónico de unas pirámides. Y un hombre muy básico, muy rudimentario, --como si fuera un retrato de los primeros hombres que hubo en la tierra--, pero su cuerpo está lleno de tatuajes hechos con cincel que representan cosas actuales con un dvd, una cráneo, la frase “thug life”, etc.
No nos gusta aceptar el peso que tiene la tecnología en nuestras vidas, pero es parte fundamental del desarrollo histórico de nuestra generación. Somos una sociedad de consumo, estamos vinculados a las redes sociales y llevamos escrito en la piel globalización.
Esta muestra es una maquina en el tiempo que te llevará al pasado y al futuro en un mismo recorrido. Juega de manera anacrónica y sin forma; se contradice, quiere que la cultura popular, la historia del arte y la actualidad se fusionen para ser analizados.

Hasta finales de noviembre

Museo Universitario del Chopo




Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Top 10: ¿Eres un buen compañero de viaje?


Puede ser tu mejor amigo con quien estés planeando un viaje, pero eso no quiere decir que será la pareja idónea para compartir tantos días. Un buen compañero de viaje debe ser alguien a quien le des estos 10 puntos a favor. Así que echa ojo antes de comprar los vuelos juntos.

1- No eres una persona voluble
Tu carácter se mantiene siempre igual. No despiertas un día muy lindo y otro día insoportable. Eres una persona ecuánime. No te enredas en melancolías absurdas y de la nada. Estás en un viaje y lo aprovechas al máximo. No dejas que ninguna ola de inestabilidad lo boicotee.

2- Sabes improvisar, no eres el freak del calendario por horas
Es importante tener claro qué se quiere visitar, más no tener un calendario por horas para realizar actividades excesivamente programadas. Dejarse ir es un signo de alivianadez. No intentes organizar minuto por minuto. Vacacionar también va vinculado a relajarse.

3- Tienes tus días de gastalón y tus días que no gastas tanto
A menos que seas millonario te puedes dar el lujo de viajar gastando como degenerado todos los días. Si eres un cuate con dinero promedio tiene que existir un equilibrio. Algunos días te regalas uno que otro lujito, otros te reservas más a tirar el dinero. Solo así tu compañero de viaje podrá seguirte el juego.

4- No traes 20 maletas, viajas ligero
Es muy molesto moverse con agilidad, sin complicaciones y de manera sencilla, y que tu compañero de viaje tenga los zapatos incorrectos, 20 maletas y una bolsa muy complicada para sacar y guardar los utensilios indispensables. Sé considerado y viaja sin tanta tontería. No quieras lucirte con tacones incómodos con los que no durarás todo el día dando el rol. Piensa en todos los escenarios posibles.

5- Llegas al destino sabiendo cosas sobre su cultura y tradiciones
No llegas en blanco sin saber ni qué idioma hablan o qué tradiciones tienen. Antes de llegar a tu destino ya investigaste lo esencial para ser un turista que respeta las reglas del país y qué sabe de dónde provienen estas formas de comportamiento. Es padre viajar con alguien de además de ser un buen compañero resulta interesante.

6- Tus viajes no los asocias a shopping
Qué flojera ir del otro lado del mundo para que tu viaje sea ir de compras. Conocer otro lugar requiere de distintas actividades, desde ir a sus museos, templos, bares, restaurantes y una que otra tienda en el camino. Un mal compañero de viaje desperdiciaría días metido en un centro comercial.

7- Sabes ceder y sabes adaptarte
No quieres que todo el tiempo se haga tu santa voluntad. Sabes ceder la batuta y permites que tu compañero también elija. Para realizar un viaje de verdad placentero se necesita que el 50% de las decisiones la tome uno, y el otro 50% el otro. No quieras ser el único que comanda ese barco.

8- Propones, tienes voz y voto
Ser una persona que solo vuela a la deriva también resulta cansado. Tienes que elegir. No contestes a todo “me da igual”, “lo que tu quieras”. Decide sobre tu propio viaje. Investiga, sugiere. Convierte esta experiencia en un ping pong: das y recibes.

9- Tienes varios puntos de interés, no te enfocas en una sola cosa
Si eres el clásico geek que solo quiere un viaje dedicado a ver cosas de comics eres el peor compañero de viaje; a menos que tu compañero esté interesado en lo mismo. Si son polos opuestos vas a tener que equilibrar tus pasiones en las generalidades que vayan saliendo. Un viaje no puede estar solo enfocado en lo que tu quieres.

10- Eres una persona ordenada y considerada
Cuando compartes recámara por muchos días y el espacio se convierte en un campo minado no hay quien aguante mucho tiempo más. No importa cómo seas en la vida cotidiana, cuando viajes con alguien recoge, ordena y no ensucies. Si tienes la virtud de ser una persona limpia eres un excelente trotamundos.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Ensayo museográfico número dos- de lo moderno a lo contemporáneo

Digamos que el museo Tamayo además de montar distintas exposiciones que parten de diferentes artistas y temas, también realiza en paralelo y una vez al año, un ensayo museográfico que busca explicar las líneas de convergencia entre una corriente artística y otra. Trazan a la perfección el proceso de desaparición de una época y el inicio de otra. Logran que comprendas qué es lo que diferencia una de la otra; por qué lo contemporáneo no es lo mismo que lo moderno y viceversa.
Rufino Tamayo no solo fue uno de los artistas más importantes de la modernidad, sino que también era un gran coleccionista. Gran parte de las obras que se muestran en este ensayo eran parte de su acervo: Mark Rothko, René Magritte, Pablo Picasso y Isamu Noguchi.
Los cambios iniciaron a suceder después de los noventas: el arte moderno comenzó a desaparecer y a convertirse en arte contemporáneo. Las cosas eran más abstractas; la justificación-idea del artista tenía más peso que la realización manual-artesanal de la obras. No se requería talento, se requería visión y un análisis profundo de algún tema en particular. La gente ahora quería más mensaje y menos cuadros, lo que llevo al arte a nuevas exploraciones, nuevas formas de pensamiento y nuevas ideas de convertir lo cotidiano en arte.
Lo que más me gustó de esta exposición es que todo parte de mi arquitecto favorito: Félix Candela. Se basan en un proyecto que hizo de investigación sobre la ciudad de México, --digamos que han elegido todas las piezas participantes siempre y cuando éstas estuvieran involucradas de cierto modo con la arquitectura--. Es muy interesante. No se la pueden perder.

Hasta el 20 de octubre. Quedan muy pocos días. Vayan.
Museo Rufino Tamayo.



Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Top 10: ¿Cómo saber si puedes confiar en una persona?

Creemos conocer a las personas que nos rodean o pensamos que lo que vemos por encima los cataloga en la línea de lo bueno y lo malo. Pero la confianza real es algo mucho más profundo que solo lo que vemos por fuera. Analicemos qué cosas son importantes.

1- Es congruente con lo que dice y con lo que hace
Abrir la boca es un acto muy sencillo que no requiere de convicción ni determinación, --que lo que se dice y lo que se hace tengan secuencia es algo complicado--. Confía en quien predica lo que dice. El equilibrio se nota. Ésas son las personas que valen la pena.

2- No es egoísta con la información que ha adquirido en la vida
Los años, las experiencias y la búsqueda de nuevas cosas son tareas que algunos realizan de manera más profunda que otros. Quienes se encuentran en puntos más elevados de consciencia deben saber compartir esa visión sin reservas. Alguien confiable quiere que todo el mundo sea capaz de ver con claridad.

3- Siempre está en los momentos importantes
Puedes confiar en que cuando lo necesites estará a tu lado. No es una persona que solo está en la fiesta contigo. Es un compañero en los momentos difíciles de la vida. Le gusta tener palabra y siempre busca complacerte cuando sabe que lo necesitas.

4- Procura, respeta y quiere al mundo que lo rodea
No me parece congruente que una persona sea confiable si no ama la naturaleza, respeta a los animales y hace algo por el mundo. Una persona visionaria y con valores sabe tratar al planeta con amor. Checa que a quien le des tu confianza sea bueno con todo lo demás.

5- Es una persona amistosa sin prejuicios
Sabe ser amigo de todos. No etiqueta, no discrimina, se integra. Encuentra en cada persona algo fascinante. Se permite confiar y ser querido. Aún tiene fe en los demás. No condiciona su cariño y ayuda a los que darán algo a cambio. Hace el bien por amor al arte.

6- Jamás ha mostrado signos de interés material
No es confiable aquel individuo que busca círculos amistosos que lo beneficien económicamente, que le suban el autoestima que él de manera propia no se da y que hace a un lado a quienes realmente sí lo quieren porque no cumplen con sus expectativas superficiales. Jamás confíes en esas personas.

7- Su vida tiene pies y cabeza
Hay personas que viven en un desorden absoluto. No me refiero al orden de una casa, me refiero al orden mental, espiritual y emocional. Es inseguro darle tu confianza a las personas que reaccionan de manera violenta, que sabes que han lastimado a más personas o que siempre se están sintiendo atacados.

8- Las mentiras no forman parte de su repertorio
Hay quienes por salvar su pellejo son capaces de involucrar a más personas inocentes en sus mentiras. Ten cuidado con este tipo de sociópatas porque siempre te estarán involucrando en problemas innecesarios. No confíes en quien no reconoce sus errores con humildad.

9- Es una persona auténtica y feliz
No es una ley, pero siempre alguien feliz será mejor persona que alguien que vive encerrado en problemas y malas visiones. Confía en quien ama profundamente, quien vive pleno, quien sabe respetar y no se anda con rodeos. Las personas auténticas son las más libres. Confía en ellas.


10- Jamás canta lo que da
Es horrible cuando alguien te da a manos llenas y después de un tiempo te lo cobra echándotelo en cara. No confíes en ese tipo de personas manipuladoras. Quien de verdad sabe dar no le pesa y jamás lo canta.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Lee Miller. Fotógrafa surrealista

Digamos que Lee Miller es para la fotografía, lo que Buñuel fue para el cine. Es una mujer que propuso una nueva forma de ver el mundo a través del lente y disfrutó distorsionando la realidad o resaltándola. Esta es la primera exposición que se realiza de ella en México y vale mucho la pena verla porque su trabajo marcó el transcurso de la imagen del siglo XX.
Ubiquemos su época: nació en 1907 en Nueva York. Y a temprana edad comenzó a trabajar como modelo gracias a su antigua y especial belleza. Fotógrafos como Arnold Genthe y Edward Steichen la plasmaron en distintas poses. Siempre fue muy fotogénica. Aunque jamás se vio como la modelo, sino como una aprendiz que absorbía el conocimiento de quien la capturaba en imagen.

Cuando se mudó a París conoció a Man Ray y ahí fue cuando comenzó su carrera como fotógrafa realmente. Ray fue la máxima influencia en su vida; su fuente de inspiración; quien la llevo a crear y descrear. Aunque también tenía un lado muy superfluo y trabajo por años para la revista Vogue. No todo a su paso fue surrealismo y visión. También hubo una perspectiva muy comercial. Fue una fotógrafa multifacética, porque aunque pocos lo saben también fue corresponsal de la segunda Guerra Mundial. Convirtiéndose en la primera mujer en cubrir la línea de fuego durante la guerra.

Por asares del destino, Miller se casó con un empresario egipcio y terminó viviendo en El Cairo. El misticismo de este país también marcó mucho su trabajo. --No se puede vivir al lado de las pirámides y no absorber algo de esa visión cósmica--. Después se separó y tuvo un segundo matrimonio con un historiador que la llevó del otro lado del mundo. Estuvo en Londres por años.

De los personajes más famosos que logró fotografiar fueron Picasso, Joan Miró y Antoni Tapies.

La muestra está conformada por una amplia selección de lo mejor de su obra y pasa por distintas etapas de su vida. Si les late la fotografía no pueden perdérsela.

Museo de arte Moderno, hasta el 21 de febrero de 2016.




Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

martes, 6 de octubre de 2015

Top 10: tips para ser una persona más light y simpática


Aliviana tu vida con estos diez consejos. Existir no es tan complicado como parece y ser un Grinch jamás será algo que deje huella, no lo olvides.

1- No comentes todo lo que se publica en Facebook
Reserva un poco de tu personalidad y opiniones para ti mismo. No necesita el mundo entero saber todo el tiempo qué piensas de todo. Procura tener días en los que tus aportaciones sean sólo positivas. Elimina los comentarios que puedan dañar a los demás.

2- Sal de lo cotidiano
Atrévete a vestirte loco, a hacer cosas que comúnmente no haces, no siempre vayas con la ola de borregos. Así tendrás aventuras que contar o simplemente tú te volverás en la anécdota inolvidable que se cuenta. Saca tu lado atrevido.

3- No quieras que siempre se haga tu voluntad
Es importante saber ceder para ser una persona llevadera y sencilla. A lo mejor, de repente te invitan a planes que no te gustan tanto, pero si aprendes a adaptarte tus amigos verán en ti alguien sin complicaciones y que siempre ve el lado positivo de las cosas. Serás más requerido y valorado.

4- Deja salir tu risa
No te compliques tanto la vida para regalar una simple carcajada. Ríe y sonríele a todos los que puedas. Recuerda que dentro de más feliz vivas más paz te regalas a ti mismo. Así que deja ver tus dientes en vez de guardarlos en esa máscara de emo.

5- Jamás tengas miedo de ser tu mismo
Lo fingido y planeado se nota. Cuando incluyes palabras en tu vocabulario o tonos de voz que no te corresponden saltan cual falta de ortografía en Facebook. No trates de ser nadie más ni de encajar. Dentro de más auténtico más te amará el mundo.

6- No permitas que el dinero rija tu vida
Tener lana es importante porque sin ella no comes, pero tenerla no quiere decir que debas vivir obsesionado con, ni mucho menos dirigir tus metas a. Aprende a soltar, aprende a dar. Sé todo lo que quieras en la vida, menos una persona coda.

7- Sé muy agradecido
Un gracias no basta, da todas las veces que puedas las gracias. Hazle saber a la gente que quieres cuán agradecido te sientes con ellos ante todas sus atenciones. Y ten buena memoria, quien hace algo por ti, merece algo bueno de vuelta.

8- Aprende a recibir las cosas de quien vienen
No puedes ni debes tomar todo personal. Sé más comprensivo, hay gente muy mala o sufriendo por ahí y lo único que buscan es desahogarse con alguien. No te vuelvas su saco de box. No les des el gusto. Nada de lo que digan o hagan es contra ti. Simplemente tienen vidas miserables. Ayúdalos mejor, trata de darle la vuelta a su lado negativo.

9- Encuentra dentro de lo peor siempre lo mejor
Hasta las situaciones más difíciles tienen algo positivo. ¿A poco no?, todo lo malo que ha sucedido a lo largo de tu vida te ha hecho más fuerte y la persona que eres ahora; así que lucha, aprende y supera. No te quedes pegado al sufrimiento. Debes continuar y ver lo hermosa que es la vida. Sigue el camino lleno de flores.


10- Date la oportunidad de expresar las cualidades que ves en los demás
No hay nada más hermoso que una persona que se atreve a ver las cualidades de los demás y las expresa. Ese ser mágico que llega y te regala un poco de autoestima; que te hace sentir capaz; que te hace ver la vida de una manera más positiva. Sé uno de esos seres mágicos. Diles a todos lo maravilloso que ves en ellos. Reconoce sus virtudes.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

Retrato de un silencio fallido

Meiro Koizumi es un artista japonés que por medio de sus obras critica de manera rotunda la sociedad en la que ha crecido. Por un lado, los japoneses son personas perfeccionistas, educadísimas, con una imagen pulcra, un fuerte amor por su patria y una historia-cultura muy amplia y rica. Pero por otro lado también tienen un lado oscuro, interesado en el qué dirán; es una sociedad muy machista, llena de perversiones sexuales, secretos, miedos, competencia, presión social y silencios obligados que retienen los sentimientos hasta lo más profundo de cada individuo. En esta exposición se explora esta bipolaridad y estos dos lados tan opuestos de la cultura nipona.

Los videos que aquí se presentan indagan en el tema de los kamikaze (un término que fue utilizado originalmente por los traductores estadounidenses para referirse a los ataques suicidas efectuados por pilotos de una unidad especial perteneciente a la Armada Imperial Japonesa contra embarcaciones de la flota de los Aliados a finales de la Segunda Guerra Mundial. Estos ataques pretendían detener el avance de los aliados en el océano Pacífico y evitar que llegasen a las costas japonesas). Aunque el artista no fue parte de la generación que presenció la guerra, sabe que su país, después de lo que se vivió en ella, no quiere hablar del tema, es más, es un tema, que a nivel social, es todo un tabú; una memoria reprimida. Después de tanto sufrimiento el gobierno decretó en su constitución, por ley, que jamás volverían a participar en actos bélicos para solucionar disputas internacionales.
Los videos que podrán apreciar parten de dos líneas: uno, la documental, la que atestigua lo sucedido por medio de material real, entrevistas, cartas, documentos y videos de ése entonces. Y dos, una especie de reflexión, performance, ejercicio en el que actores, sobrevivientes y artistas participan llevan la situación casi casi a un acto psicomágico que cura la historia de la guerra.

La obra de este artista es sumamente interesante. Se la recomiendo a todos. Los invito a analizar esa doble moral japonesa, que no está tan aislada de otras dobles morales en las que vive nuestra sociedad actual. Todas las sociedades tienen ese lado oscuro por destapar y ser observados.


En el MUAC hasta el 3 de enero de 2016.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes, jueves y viernes ;)

martes, 22 de septiembre de 2015

Objeto de deseo: galletas de raperos para todos

Para los amantes del rap este objeto de deseo será lo más padre que vean en muchos años. Se trata de un set de cuatro moldes para hacer galletas o hot cakes de raperos. Sí leíste bien: galletas de raperos. La cajita incluye las caras de Eazy-E, Biggie y 2Pac. Tres de los mejores representantes del género.

La idea completa se llama “Baking with my homies” y es hecho por una marca que tiene productos muy divertidos para la cocina. Todos muy útiles pero además con un toque simpático para darle un toque loco a todo lo que te comas.

Me parece una gran idea tenerlos para cuando hagas una reunión en casa o para cuando quieras llevar un regalo original a una fiesta y lucirte.

La manera de usarlos es muy sencilla: solo debes tener la masa para galletas lista, aplanar un pedazo, estampar la cara del rapero, meter al horno, sacar y decorar.
Si tu novio es fan del rap, qué mejor regalo que un paquete de estas galletitas.


Link: www.vat19.com
Precio: 10 dólares.

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

Top 10: señales de que una pareja no durará


Recientemente más de la mitad de mis conocidos se están divorciando. Lo más loco es que no llevan ni dos años de casados. Qué será lo que está haciendo que esto suceda. Analicemos. El amor no es lo único que se necesita.

1- No se miran a los ojos
No se ve esa complicidad, ese lenguaje propio que las parejas enamoradas tienen. No se hablan con la mirada, no se contemplan, no se procuran visualmente. Pueden pasar la noche entera en una fiesta sin cruzar miradas.

2- Estando en un mismo lugar no están juntos
El mismísimo día de su boda los ves separados: uno con sus amigos por un lado, el otro en la otra esquina con sus brothers. El día más especial de su vida no lo comparten; se sueltan y no se necesitan. Cuando van a fiestas pasa lo mismo: no disfrutan del evento juntos, cada quien lo vive por su lado.

3- Se ocultan muchas cosas
Si analizan de fondo, realmente no saben con quién están casados. No conocen el alma de quien duerme a su lado y no saben los pequeños detalles de su vida que tal vez son importantes. Si son infieles jamás sueltan el celular, ninguno sabe sus contraseñas, rara vez se comunican dónde estuvieron durante todo el día.

4- Tener sexo es algo que sucede muy rara vez
No hay una conexión sexual sólida. El hacer el amor es una rutina que evitan y que les da flojera ejercer de manera frecuente. Cada uno está en su rollo. Siempre  hay uno que evita este contacto bajo cualquier pretexto.

5- Uno está clavadísimo en algún tema que al otro no le interesa ni un poco
Tal vez uno se vuelve maratonista, está clavado con el ejercicio y estar sano. Y el otro solo piensa en fiesta, borracheras y desveladas. Ambos comienzan a estar en canales distintos. No hay un punto intermedio de convivio en el que los dos disfruten y conecten.

6- Aunque ya está muy mal su relación siguen teniendo hijos
Alguno de los dos tiene miedo de separarse y su manera de seguir atado al otro es reproduciéndose. Están teniendo hijos que no planean, que en el fondo realmente no querían y que cada vez los distancian más. Esto resulta de cierto modo hasta enfermizo.

7- Alguno de los dos es mala copa
Cada vez que bebe, el mala copa avergüenza al otro. Hay uno en esa relación que no está funcionando socialmente. Sus actos vergonzosos están aislando al otro de sus amistades y de su vida equilibrada. Estar pegado al alcohol no le resulta divertido o bueno al otro, así que eso los lleva al conflicto.

8- No se admiran mutuamente
Lo más importante en una relación es admirar a tu pareja. Tal vez no es el rey de un país entero o un hombre muy poderoso, pero sí debe ser alguien que le echa ganas y que tiene la necesidad de ser cada día mejor persona. Si no se tiene esto, no se tiene nada.

9- Uno de los dos no tiene grandes aspiraciones y el otro sí
Tal vez uno tiene sueños que el otro no comparte. Tal vez uno es muy ambicioso y el otro no tiene un gramo de ambición. La visión distinta del futuro hace que la idea de estar juntos para siempre se esfume.

10- No respetan la independencia de cada uno
Están pegados todo el día y todo el tiempo. Uno le prohíbe al otro tener amigos, una vida social activa o realizarse de manera independiente. No hay un equilibrio de convivencia y libertades. Uno está truncando la felicidad del otro.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)


Leon Golub: Bite Your Tongue en el Tamayo

Leon, el artista que se conmemora en esta exposición tiene algo muy claro: el arte debe funcionar como un espejo de las experiencias colectivas que la humanidad va viviendo. El arte debe convertirse en ese documento que testifica lo que en el mundo se ha ido desarrollando. Sobre todo que arte sirva para pegar de gritos con respecto a las injusticias, desigualdad, el abuso de poder y los malos gobiernos. Que el arte sea el canal para expresarse y desahogarse.

Los antecedentes e influencias del artista incluyen una vida dura por haber participado en la Segunda Guerra Mundial; un grupo de amigos locos y una pareja amorosa involucrada en la misma lucha por la igualdad, Nancy Spero, y el hecho de ser un producto artístico de post guerra. Siempre creando obras con mucha tendencia hacia el expresionismo abstracto. Plasma las atrocidades cometidas a la humanidad, a sus líderes, a las situaciones injustas a las que un visionario puede ser sometido o incluso el afán de lucha de ciertos grupos que buscan algo para su pueblo.
Leon Golub, desgraciadamente murió en 2004, no logró ver este homenaje que se le hace en México, pero nos alegra tener el placer de poderlo observar nosotros y darnos cuenta de que en esa época sí hubo muchos artistas comprometidos con el mensaje y el arte de transmitir un sentimiento.

La muestra recorre desde los inicios del pintor en los que dibujaba el cuerpo humano de manera simple y hasta romántica me atrevería a decir, hasta los últimos cuadros que eran un reflejo de recortes de periódico con noticias impactantes que coleccionaba. También hay una sección con dibujos mitológicos y alegóricos más efímeros.
En la actualidad sobran artistas que hagan este ejercicio que Golub realizó por años, pero quien comenzó con esta idea de los periodicazos convertidos en cuadros y la protesta constante introducida en los museos fue él. Así que vale la pena ver a uno de los precursores de los movimientos activistas.

Hasta el 7 de febrero de 2016.





Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

domingo, 13 de septiembre de 2015

Top 10: cosas que indican que estas cero actualizado


Vivir al día no es cosa fácil. Mantenerse informado es una tarea difícil, algunos lo logran otros se quedan en la época de las cavernas.

1- No sabes qué es un gif
Hay imágenes en Internet que tienen movimiento, eso es un gif. No te confundas con un video. Y para que te actualices, se están poniendo de moda en las redes sociales. Si no sabes qué es esto, seguro tampoco tienes ni la menor idea de qué es Tumblr.

2- Sigues rentando películas
Tu manera de ver películas sigue siendo la más anticuada de todas: tienes una membresía en un centro de rentas, las pagas por día y tienes que ir a regresarlas. Ese es tu proceso, mientras que ya existe Netflix y cientos de páginas más para que veas miles de películas por un monto mínimo al mes.  Osea hello.

3- Pagas por porno
Hay millones de páginas con contenido sexual gratis. De todo y para todos los gustos. Me parece lo más desactualizado del planeta que pagues por porno habiendo tantas cosas locas gratis. Por más torcidos que sean tus gustos, ¿por qué pagas? Aprende a buscar buenas fuentes.

4- Crees que Twitter es la red social más cool
Si alguna red está por desaparecer es Twitter. Ya casi nadie la pela, todo el mundo está abandonando sus cuentas y tu todavía sigues tuiteando 20 cosas diarias; tu vida entera. Es hora de modernizarte y abrir otro tipo de redes que estén en tendencia.

5- Te acabas de enterar o ni siquiera sabías que el matrimonio gay ya es legal en todo México
Según tú ya es hora de que haya igualdad, lo que no sabes es que eso ya es una batalla ganada. Los gays ahora tienen los mismos derechos amorosos que los heterosexuales. Es más, el adoptar bebés también ya es algo permitido. ¡Urra! ¡Vamos caminando hacia el futuro!

6- Sigues comprando tus viajes en una agencia de viajes
¿Es neta que sigues cotizando tus viajes por medio de una agencia?, ¿es neto que viajas en tour cual abuelo de 80 años? No manches, por favor, ponte a investigar sobre el país que vas a visitar, agárrate los pantalones y recórrelo solo. No necesitas a una señora en el micrófono de un camión diciendo “de su lado derecho verán”. Además, los precios más baratos en vuelos están en Internet, no en una agencia.

7- Cuando hablan de ayahusca y plantas sagradas tu haces cara de “what?”
No te estoy diciendo que pruebes todo lo que hay allá afuera, pero sí es estar desactualizado no saber lo que es la ayahuasca y la tendencia medicinal naturista que está teniendo el mundo. La gente está explorando las capacidades de su mente y están tratando de expandir su conocimiento espiritual, debes leer algo al respecto. Saber es poder.

8- Crees que viral solo son los virus
Todo lo absurdo o interesante que se populariza en Internet se convierte en contenido viral. No solo los virus son una plaga, también lo son los memes, los videos de cosas ridículas y hasta una que otra mentira que se convierte en realidad. Actualmente no hay nada más viral que lo que está online.

9- Según tú los vegetarianos solo comen lechuga
Hay un mundo de posibilidades para comer sano. Incluso ya hay súpers de cosas saludables deliciosas. Los veganos y vegetarianos comen riquísimo, y tú, sigues pensando que no comer animal implica comer pasto. Para tu información hay hasta pasteles y panes hechos libres de animal. Es momento de actualizar tu pirámide alimenticia.

10- No compras nada por Internet porque piensas que te van a robar
Los sistemas de seguridad a través de Internet son mil veces más seguros que cada vez que firmas algo en una simple taquería. Es más probable que te clonen la tarjeta en cualquier establecimiento que en la red. Modernízate, confía en todo lo online.
 

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

1ra Bienal Nacional del Paisaje en el Museo de arte Carrillo Gil

Ni la palabra paisaje, que pareciera algo que se define de la misma manera por todos los seres humanos, tiene una sola visión o perspectiva. Cada uno ha experimentado a lo largo de su vida miles de distintos paisajes, pero hay algunos tan memorables que se quedan grabados para siempre en el corazón de quien los valora. La cultura, la historia y los parámetros geográficos también determinan una definición distinta del término. Esta bienal viene a dejar eso muy en claro.

El paisaje en la pintura siempre ha sido una constante, desde principios del siglo XVII a la fecha. Y gracias a estas fotografías dibujadas es que hemos podido ir viendo la transformación que el mundo sufre día con día. Desde la llegada de la tecnología y el cableado, hasta la erosión natural que cambia por completo una composición cualquiera.
El paisajismo es un género artístico que ha perdido valor. La gente ahora quiere arte contemporáneo. Los paisajistas comienzan a quedar en el olvido. Se valora más un simple pedazo de cartón apachurrado que un cuadro hiperrealista que requirió horas de dedicación. Por eso esta muestra se aferra a rescatar lo perdido de una de las expresiones artísticas más importantes de la historia.

Los artistas invitados exploran diferentes cuestiones de interés general: el territorio, la economía social y política, los problemas ambientales, la evolución y la necesidad de la sustentabilidad. No necesariamente se refleja solo el paisaje natural, sino también el urbano, ese paisaje que nos acompaña en nuestro día a día y que es parte de nuestra visión estética.  

Algunos de los artistas seleccionados: Adela Goldbard, Álvaro Verduzco, Calixto Ramírez, Colectivo Estética Unisex, Fernando Brito, Francisco Westendarp, Hernaín Bravo, Javier Hinojosa, Néstor Jiménez, Oliver Yocupicio, Rafael Uriegas, Sebastián Beltrán, Walter Shintani y Yóllotl Gómez Alvarado.

Vale la pena ver las distintas perspectivas de cada uno.

Museo de arte Carrillo Gil
Abierta al público hasta el 21 de septiembre.

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)